Autoridades de ambas instituciones coincidieron en resaltar el rol preventivo de los padres de niños y adolescentes, mientras el primer caso surgió en la ciudad de AntofagastaLa PDI y la Fiscalía Regional del Maule aclararon ayer que en esta zona del país no se han registrado denuncias por niños que hayan sido víctimas del juego de Internet conocido como “La Ballena Azul”, consistente en la superación de 50 pruebas físicas donde la última es el suicidio del participante.

Así lo explicó el prefecto regional de la PDI, Tomás Vivanco, al señalar que “vamos a iniciar una campaña preventiva a nivel nacional, porque esto afecta mayormente a los menores de edad, ya que son incitados a causarse daño y, luego, al suicidio. En este momento no tenemos denuncias, pero igualmente debemos actuar”.

Una opinión similar manifestó el fiscal regional, Mauricio Richards, al confirmar que no se ha abierto ninguna investigación. “No tenemos información de las Fiscalías de la región sobre alguna denuncia. Al parecer, hay una investigación, pero en otra región. Sobre el particular, hacemos un llamado a denunciar”, indicó.

 

LESIONES CORTANTES

Según antecedentes difundidos ayer en la prensa nacional, el primer caso en Chile surgió en la ciudad nortina de Antofagasta, donde la madre de una niña de 12 años denunció a la PDI que la menor se había autolesionado siguiendo las instrucciones del peligroso juego, sufriendo 15 heridas cortantes en uno de sus brazos.

En particular, como ocurrió en otros países, la niña se habría dibujado la silueta de una ballena, pero a través de cortes en la piel. Según explicó la PDI de Antofagasta, la denuncia fue por amenazas, ya que la menor declaró que si no acataba las instrucciones del juego, entonces ella misma o un familiar serían objeto de agresiones.

También se estableció que se trataba de la fase número cinco del juego, sobre un total de 50 etapas. Según distintas fuentes, a la fecha un total de 130 niños y jóvenes se habrían suicidado en Rusia producto del mismo juego, cuya expansión en Sudamérica comenzó en países como Colombia y Brasil, con las primeras denuncias.

 

Amenazas o suicidio

El Fiscal Regional, Mauricio Richards, explicó que “en relación con estas conductas, establecer una figura penal es algo complejo. Se pueden investigar como amenazas o auxilio al suicidio, pero no existe una figura específica vinculada a un juego virtual. Eso hay que verlo en su momento, dependiendo del caso específico”.

La autoridad, en este sentido hizo un llamado a personas adultas o a los propios jóvenes a denunciar oportunamente cualquier hecho de estas características. “Ante cualquier situación, el llamado es a efectuar las denuncias, para tener una respuesta coherente ante hechos que puedan afectar a niños y sus familias”, indicó.

Comentarios