Las obras serán realizadas en Constitución, Empedrado y San Javier, cumplirán los estándares exigidos por Serviu Maule y serán financiadas por Minera Collahuasi.

El proceso de reconstrucción de viviendas, tras los incendios forestales ocurridos el verano pasado, ha sido un asunto complejo de abordar para las familias que perdieron sus hogares y que no cumplen los requisitos para obtener un subsidio habitacional.

Ante ello, el Gobierno de Chile ha negociado una alternativa público-privada que permitirá a 50 familias de sectores rurales de San Javier, Constitución y Empedrado, acceder a la reconstrucción de sus viviendas en sitio propio.

En dependencias del Centro Cultural de Constitución, las familias involucradas se reunieron con las autoridades del sector Vivienda, ejecutivos de la Minera Collahuasi y de la Municipalidad de Constitución para conocer el avance de este trabajo y la formalización de un convenio de colaboración público privado.

“Estamos muy contentos de este convenio, esta colaboración que se expresa en la solidaridad concreta: la construcción de 50 viviendas para igual número de familias en el sector rural disperso, afectadas por los incendios forestales. La minera Inés de Collahuasi, que va a aportar los recursos para la construcción de las viviendas, cuenta con todo el respaldo técnico de Serviu a través de la entrega de los proyectos de viviendas, del desarrollo de la asistencia técnica completa del proyecto y el acompañamiento jurídico y social de este proceso”, detalló Omar Gutiérrez.

Los ejecutivos de Minera Collahuasi señalaron que desde febrero han estado trabajando con Serviu Maule para encontrar la fórmula adecuada que permita el aporte económico de la compañía en la reconstrucción viviendas definitivas.

“Partimos viendo estos incendios terroríficos por la televisión y vinimos en febrero a ver como podíamos colaborar. Nosotros vamos a apoyar el financiamiento en la construcción de estas viviendas definitivas, a través de la Ley de Donaciones. Collahuasi y el Estado están contribuyendo a que cada familia tenga su casa definitiva”, destacó la asesora Bernardita Fernández.

Por su parte, el Alcalde de Constitución agradeció la respuesta que se les entregará a estas familias y destacó que “cuando las cosas que se hacen con responsabilidad, dan frutos”

“Esto se hace a pesar de que ellos no están validados para obtener un subsidio habitacional normal. Estas casas van a ser validadas por los departamentos de obras de cada municipalidad. Por lo tanto, son casas debidamente certificadas y que cuentan con todo el respaldo de las normativas vigentes en urbanismo y construcción”, aseguró el edil Carlos Valenzuela.

Al término de la reunión, el Secretario Regional Ministerial de Vivienda manifestó su optimismo en los resultados que generará el convenio público-privado.

“Viene una ardua tarea donde el Serviu va a ser fundamental en este proceso, porque va a asegurar a estas familias la calidad en la construcción de cada una de estas 50 viviendas. Viene una tarea de continuar estando en terreno, acompañanando a las familias para ojalá llegar a buen término antes de mediados de marzo de 2018”, afirmó Rodrigo Olivares.

Durante la reunión, las familias pudieron conocer alternativas tanto en el diseño de la vivienda como de empresas constructoras disponibles para su edificación. Las casas ofrecidas pueden ser de 55 ó 56 metros cuadrados, de albañilería con cubierta de zinc y tabiquería de metalcom o madera. Cuentan con estar comedor, baño, cocina y dos o tres dormitorios, según el modelo de la vivienda que escoja cada familia.

Comentarios