Marco Inostroza Guzmán, artesano en metales de Curicó, sacrificó su trabajo para participar en la 54ª Feria Internacional del Arte Popular Concepción, 2018.

Con el apoyo de la Municipalidad de Curicó, sus obras las hemos podido ver en la Fiesta de la Vendimia, Fiesta de la Chilenidad, entre otras.

Siempre hemos escuchado que para alcanzar nuestras metas necesitamos hacer ciertos sacrificios. Eso fue lo que hizo Marco Inostroza Guzmán, artesano y escultor autodidacta curicano, quien ha dedicado más de 30 años de su vida a confeccionar diversas obras en base a metal y soldadura, eso sí, sin despreocupar su vida familiar, sobre todo, el cuidado de sus tres hijos y principalmente, de la más pequeña de tan 14 años.

Según cuenta Marco, ser escultor ha sido un poco complicado. No solo por las largas horas que debe dedicar a este oficio, sino porque es difícil compatibilizar el trabajo, el arte, la familia y también la participación en las diversas ferias artesanales que se realizan durante el año tanto en Curicó como a lo largo de Chile.

Uno de estos eventos fue la 54ª Feria Internacional del Arte Popular de Concepción que se llevó a efecto desde el viernes 19 de enero al domingo 4 de febrero, una de las más importantes del sur del país. Pero Marco tenía problemas para asistir, ya que debía cumplir con su trabajo como reponedor en un conocido negocio de la ciudad.

Despedido

Tras concretar varias reuniones con su jefatura y al entender que era prácticamente imposible que le dieran permiso para asistir los 14 días que duraba la Feria Internacional del Arte Popular de Concepción, llegó a un acuerdo con su empleador y fue desvinculado de la institución a la cual pertenecía.

“Yo trabajaba como reponedor de supermercado, entonces le pedí permiso a mi jefe para esta Feria Internacional de Arte Popular de Concepción y fue difícil que me dieran permiso. Llegó la instancia en que negociamos y logré que me despidieran. En el fondo dejé el trabajo de reponedor de supermercado para dedicarme a mi sueño y para estar en esta feria internacional que era para mí un sueño poder mostrar mi trabajo afuera de Curicó, afuera de la Séptima Región y llegar a Concepción a una feria internacional de netamente arte, donde no encuentras licores, choripanes, empanadas y nada de esas cosas. Y bueno, logré de estar 17 días en esta feria”, comentó Marco Inostroza.

Reconocimiento

En esta Feria Internacional de Arte Popular que se emplazó en el Parque Bicentenario, a un costado del Mall Plaza Mirador Bío Bío, el artista curicano compartió espacio junto a más de 140 expositores tanto nacionales como extranjeros, quienes se presentaban con diversas técnicas.

En la última jornada, cuando todos estaban compartiendo un asado campestre, el alcalde local, Álvaro Ortiz, subió al escenario para entregar los dos reconocimientos más importantes de este evento, el premio a la “Tradición” y a la “Innovación” más la suma de 700 mil pesos.

Para sorpresa de todos y sobre todo del artesano maulino, el jefe comunal de Concepción, vitoreó el nombre de Marco Inostroza Guzmán como el ganador del premio “Innovación”, ya que dejó maravillado a todos con sus figuras de metal reciclado, destacando la Gran Guitarra, El Campanil y los populares robots de las películas de Star Wars.

“Mientras se entregaba el premio a la trayectoria, yo estaba sirviéndome asado, compartiendo con mis colegas y luego el alcalde dirige sus palabras al nombrar a la persona que recibía el premio a la innovación en este año 2018 y cuando da mi nombre, se me cayó la cara y francamente lloré y lloré y creo que muchas personas también. Fue una linda experiencia con altos y bajos, principalmente porque no tenía con quién dejar a mi hija chiquita y felizmente mi padre y mi madre pudieron hacerse cargo de ellas y está bastante bien. Así que gracias a mi papá y a mi mamá y principalmente a mi hija, por el apoyo”, manifestó el artista.

Inicios en la artesanía

Cuando tenía 10 años, Marco Inostroza recibió un alicate de punta como regalo de su padre, con el que comenzó a confeccionar pequeñas cosas en alambre, como mariposas, flores, nombres y escorpiones. Posteriormente, como su interés por la artesanía continuó en aumento, aprovechando que su padre tenía un horno con el que pintaba bicicletas, se dedicó a pintar paisajes en botellas de vidrio, para lo cual, utilizó el horno con el fin de cocerlas y transformarlas en lámparas.

Así las cosas, en los años 80 el artista curicano encontró otro rubro, hacer a mano, bates de béisbol a los que pintaba marcas que estaban de moda.

Sin embargo, el interés por el metal lo mantuvo y aprovechó los repuestos y piezas de bicicleta que su progenitor aún mantenía en el taller y con una máquina de soldar vieja (según describe), comenzó a hacer pinchazos y a juntar fierros, lo que lo llevó a ser lo que es hoy, un reconocido artista del metal de renombre nacional.

Sus obras

Para quienes deseen conocer más sobre este artista y sus creaciones, pueden encontrarlo en su red social Facebook como “Decorametal Arte y decoración” o accediendo al siguiente enlace https://www.facebook.com/marko.inostrozaguzman

Comentarios