Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Jorge Canteros, aseguró que “la evaluación clínica de nuestros profesionales, muestra que la niña se encuentra en buenas condiciones”, además de que no presenta señales de deshidratación.

La madrugada de este sábado, la pequeña de 11 años Emmelyn Canales, desaparecida hace ocho días en la comuna de Licantén -Región del Maule-, fue hallada con vida por la Policía de Investigaciones (PDI).
Ante esto, la menor presuntamente secuestrada, luego de ir en busca de un presunto tesoro, por un hombre de 31 años identificado como José Manuel Navarro, fue derivada al hospital de Curicó.
En ese sentido, el director de dicho recinto, Jorge Canteros, afirmó que Emmelyn se encuentra “en buen estado. Fue evaluada por nuestro pediatra de turno y nuestros obstetras. La evaluación de ella es satisfactoria”.

Pese a ello, continuó, “la institución ha decidido mantenerla en observación, hasta determinar qué evolución ha tenido”.

Pese a ello, continuó, “la institución ha decidido mantenerla en observación, hasta determinar qué evolución ha tenido”.
Igualmente, Canteneros fue enfático en señalar que “la evaluación clínica que hicieron nuestros profesionales, muestran que la niña está en buenas condiciones salvo alguna erosiones y rasguños menores en su cuerpo, producto seguramente de la travesía que ella tuvo en estos días”.
En cuanto a alguna eventual agresión sexual contra la pequeña, el médico sostuvo que “no hay evidencias externas de que ello haya ocurrido”. Además precisó que “no hay señales de deshidratación. Pero de todas maneras nuestro personal le entregó alimento”.
Finalmente, el director del hospital aclaró que “junto con la niña, la policía ingresó a un hombre adulto de 31 años (José Navarro) que fue sometido a una evaluación de lesiones. Él fue inmediatamente dado de alta porque solo tenía erosiones menores en su cuerpo”
Fuente: Emol.com
Comentarios