Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Según señaló el organismos policial, José Navarro -imputado por el secuestro de la menor- fue convencido por su hermana para entregarse. Hasta el momento, no hay indicios de una agresión sexual hacia la niña.

La madrugada de este sábado, la Policía de Investigaciones (PDI) logró hallar con vida a la pequeña Emmelyn Canales, de 11 años, desaparecida hace ocho días en la comuna de Licantén, Región del Maule. Hace una semana, la menor fue reportada como desaparecida, luego de, supuestamente, ir en busca de un presunto tesoro junto a su abuelo y un hombre identificado como José Manuel Navarro Labbé, de 31 años, imputado por el secuestro de la niña, quien se encuentra detenido y está siendo entrevistado para dilucidar los motivos del hecho.
Respecto a Emmelyn, desde la PDI aseguran que se “encuentra tranquila, se veía en buen estado de salud”, en estos momentos está siendo revisada en el hospital de Curicó y, hasta ahora, no hay indicios de una agresión sexual.

Fuente: Emol.com –

Así, el jefe la Brigada de Homicidios de la PDI, comisario Richard Escobar, relató cómo fue la localización de Emmelyn: “Hace una semana estábamos haciendo un trabajo de inteligencia previo. Esto, obviamente, ayudado por todos nuestros medios tecnológicos y científicos, con la finalidad de poder ubicar a este sujeto y a esta menor. Esperábamos que estuviera viva”.
En este sentido, continuó Escobar, la ubicación de Navarro y la menor se logró ya que “hicimos lazos con la familia (de él), tratamos de trabajar con la inteligencia emocional de ellos”.
Lo anterior llevó a que durante la madrugada, a penas el sujeto se movilizó a la casa de Olga Navarro, hermana del imputado, ésta “tomó contacto con un oficial de nosotros que teníamos en el lugar. El cual generó una comunicación y una negociación para que el sujeto pudiese entregarse”, recalcó el comisario.
“Eso se logró cerca de las 03.40 horas, cuando concurrimos directamente a la casa de esta mujer, quien nos pidió que fueramos de manera totalmente discreta e ingresando al lugar encontrando a este sujeto que estaba con la niña. De alguna manera, lo teníamos cercado y esperamos la oportunidad de que estuviera específicamente con la niña para poder ingresar a la casa”, agregó.
Además, el policía sostuvo que Navarro “se vio cercado (…) No tuvo otra opción de realmente tener que transar con la PDI para poder, de alguna manera, no ser linchado por la gente del mismo sector”.
En cuanto a cómo el imputado pudo sobrevivir con la menor en condiciones tan precarias, ya que se habían mantenido caminando durante todos estos días por los cerros de la comuna, Escobar señaló que “él (Navarro) se autodenomina un zorro salvaje, haciendo alusión a que él es baquiano del lugar. Nos dio una explicación bastante técnica de cómo mantener calor humano y paliar el frío que existía en el sector”.

Fuente: Emol.com

Comentarios