El miércoles 14 un joven de 19 años identificado como Nikolas Cruz, provocó la muerte de 17 personas en un colegio ubicado en Parkland.

Con 17 víctimas fatales, el ataque armado a la Marjory Stoneman Douglas High School de Parkland es uno de los más violentos que se recuerden en Estados Unidos.

El atacante, un joven de 19 años, era antiguo estudiante de dicha escuela y de acuerdo al testimonio a Bienvenidos que entregó la madre de una estudiante que sobrevivió al ataque, en la comunidad escolar se “bromeaba” con la posibilidad de un tiroteo realizado por Cruz.

En conversación telefónica con el matinal de Canal 13, Ángela detalló cómo vivió el momento en que vio a su hija amenazada una vez que se enteró del asedio: “No sabíamos lo que estaba pasando, llamamos a otros vecinos para saber si es que los hijos de ellos habían tenido algún tipo de contacto y nadie sabía nada hasta que llegamos al colegio y no se podía entrar”.

La mujer reconoció que sentía “una angustia horrible, pienso que todavía estoy un poco en schock”.

Luego de que su hija pudo volver a casa, ella dice que no profundizó sobre los hechos, ya que intentó que ella se desconectara. “Quería enfocarme en hablar con ella para ver lo que pasó, si estaba bien”. Sin embargo, esta le contó que estaba en un salón conjunto a donde se originaron los disparos y que al momento de darles el pase para salir, las autoridades les taparon los ojos para que no vieran los resultados de la masacre.

Ángela comentó que Nikolas Cruz era conocido en la comunidad escolar. “Salió hace poco del colegio, era conocido porque él siempre mostraba armas (…) mucha gente decía ‘él es el que va a venir a hacer un tiroteo’, era como una broma, pero se sabía”.

 

Comentarios