La Presidenta Bachelet volvió hoy de sus vacaciones y su primera actividad fue supervisar la distribución de los textos escolares. En tanto, la ministra del ramo anunció que insistirán para que establecimientos técnico profesionales impartan clases de Filosofía, Orientación y Ciencias.

La Presidenta Michelle Bachelet retornó hoy de sus vacaciones y su primera actividad pública fue asistir a un centro de distribución para supervisar el despacho de los textos escolares que entrega de forma gratuita el Ministerio de Educación a 10.800 establecimientos municipales y particulares subvencionados.

Según informó la Mandataria son 18 millones de textos “de primera categoría” que se reparten a 3.125.000 estudiantes de todo el país, entre los que están 67 textos regulares además de 12 complementarios.

Estos libros, explicó la Presidenta, son “absolutamente gratuitos y pasan a ser prioridad del alumno, ya que cada familia, por cada hijo, debería desembolsar entre $160.000 y $180.000” en la compra de este material.

Sin embargo, 11 colegios -entre ellos tres fiscales- rechazaron estos textos de distribución gratuita y optaron por solicitar a los apoderados la compra de otros títulos disponibles en el mercado, lo que fue calificado como “abusivo” por la ministra de Educación, Adriana Delpiano.

Se trata del Colegio Galileo (Quillota), Colegio Diego Thompson (Valparaíso), Escuela Eduardo Machado Corsi (Constitución), Colegio Aquelarre (Teno), Escuela Particular Saint George (Angol), Colegio particular Josefino Santísima Trinidad (Providencia), Escuela básica Celei (Lo Prado) y la Escuela Particular Traitraico (Panguipulli). Los tres establecimientos fiscales son la Escuela rural Quenu de Calbuco, la Escuela rural Teguel de Dalcahue y la Escuela básica N°2444 Qhapaq Kuna de Quinta Normal.

“Es realmente absurdo, por no decir abusivo que se le exija a los padres de familia otros textos que los que está entregando el Ministerio de Educación y que estamos financiando entre todos los chilenos para apoyar la mejor educación de nuestros niños”, declaró la titular de la cartera.

Delpiano informó que los colegios “están en su derecho” de rechazar estos textos, pero recalcó que si no hicieron los trámites respectivos que considera una consulta al centro de padres e informar al Mineduc hasta el 31 de enero, no pueden vender estos textos ni condicionarlos como textos secundarios. “Yo hago un llamado a los centros de padre a vigilar esta situación (…) Aquí están todos los textos que sus niños necesitan, con los textos complementarios, atlas, diccionarios, es decir es un esfuerzo enorme que hace el país para garantizar este nivel educativo”, señaló la ministra que detalló que los títulos pasan por un riguroso sistema de evaluación.

Filosofía para los técnicos profesionales Además, la secretaria de Estado se refirió al rechazo que dio el Consejo Nacional de Educación a la iniciativa para que los establecimientos técnico-profesionales impartan las asignaturas de Filosofía, Orientación y Ciencias y aseguró que insistirán en el plan.

“Vamos a volver a conversar con el Consejo, porque a nosotros nos parece que es una formación integral, son aspectos que no pueden quedar fuera, pero siempre es opinable y nosotros, el resto de las observaciones que nos ha hecho el consejo, estamos trabajando en ellas para poder terminar este proceso de la mejor manera posible”, recalcó la ministra Delpiano.

Comentarios