Familiares de Marcelo Zuloaga retiraron sus restos ayer desde el SML de Talca para trasladarlos hasta la Región Metropolitana

Mientras los familiares de Marcelo Zuloaga Salgado, de 51 años, retiraban ayer sus restos desde el Servicio Médico Legal (SML) de Talca, el alto mando regional de Carabineros no dudaba en calificar positivamente la reacción que tuvo el vigilante bancario que disparó contra el ex frentista y causó su muerte en el lugar donde ocurrió un violento asalto.

“Respeten el duelo”, fue la reacción de las personas que acompañaron a la madre de Zuloaga Salgado, cuando Diario El Centro pidió conocer sus opiniones tras el grave delito protagonizado por esta persona, sobre quien existen registros públicos que lo ligan al Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

Según estos antecedentes, contenidos en publicaciones ligadas a dicho grupo subversivo, como la revista web “Contrainformante”, Zuloaga Salgado formó parte el año 2008 de la Coordinadora de ex Combatientes en Prisión, donde se agruparon numerosas personas que cumplían condenas en unidades penales del país, todas ligadas a grupos como el MIR, el Movimiento Juvenil Lautaro (MJL) y el FPMR.

ÚLTIMO DELITO

En esta calidad, Zuloaga protagonizó una huelga de hambre para exigir reivindicaciones carcelarias. Según informes de prensa, esta persona fue detenida el 21 de agosto del año 2003 por la PDI, luego de protagonizar un baleo -utilizando una subametralladora y una pistola- a dos carabineros en la comuna de El Bosque, en Santiago.

La PDI lo buscaba, además, por su supuesta responsabilidad en asaltos ocurridos el año 1991. Al momento de la detención, Zuloaga Salgado portaba -además de las armas de alto calibre- dos cargadores con 55 municiones balísticas sin percutar.

Por ello, a los policías que conocen el perfil de estos ex frentistas no les extrañó que cuando intentó asaltar el banco BBVA del Mall Plaza Maule, en Talca, con una potente arma de fuego, se descubriera que Zuloaga también portaba dos cargadores de balas al cinto. Allí fue asesinado con un certero disparo del vigilante privado, mientras otro delincuente alcanzó a escapar lesionado en un brazo y un tercero habría salvado ileso.

ANÁLISIS POLICIAL

Al respecto, ayer el jefe de la Séptima Zona Maule de Carabineros, general Fernando Vera, realizó un análisis de estos graves incidentes y puso énfasis en “lo importante que significa coordinar los esfuerzos entre la fuerza pública y la seguridad privada. El personal de seguridad del banco tuvo una respuesta oportuna y eficiente ante un hecho complejo”.

“Ahora Carabineros espera complementar esa acción con un buen proceso investigativo y de control. Indudablemente que la banca tiene que adoptar medidas de seguridad y, desde ese punto de vista, existen medios probatorios que permitirán realizar una buena investigación, además de medios humanos que están capacitados para controlar estos hechos”, añadió.

El jefe policial sostuvo que “eso significa que cuanto un delincuente elige un blanco de esta naturaleza, tiene que tener consciencia que existen distintos medios tecnológicos por parte de estos estamentos privados que contribuyen a la generación de evidencia, lo cual va a jugar en contra del delincuente, ya que permitirá su identificación, detención y entrega a la justicia”.

Fuente: Diario El Centro

Comentarios