Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Directora del establecimiento explicó que antes de salir de vacaciones había pedido mayor vigilancia al DAEM

Con una deprimente novedad que, en todo caso, no logró vencer el ánimo y empeño de las educadoras y personal de apoyo, se encontró ayer el personal que reabrió el Jardín Infantil y Sala Cuna “Pasito Seguro”, ubicado en la Avenida Colín con 31 Sur, en el sector surponiente de esta ciudad.
Las empleadas volvían al recinto educacional luego del periodo de vacaciones de febrero. La directora, Pamela Villablanca, explicó que días antes del receso despachó un oficio al DAEM de la municipalidad de Talca para advertir los riesgos en materia de seguridad, por cuanto el local no cuenta con cámaras de seguridad o vigilancia de noche.

Y su experiencia le daba la razón, ya que en los últimos cuatro años, el jardín infantil había sido objeto de nueve robos. La directora recordó que en algunos de estos casos, los ladrones se habían llevado incluso alimentos de los niños y material educativo.

Pero ahora el interés de los delincuentes fueron los equipos tecnológicos, específicamente, dos amplificadores y un televisor, además de material de aseo. Para ello, forzaron las puertas de dos bodegas, una de ellas, ubicada al interior de la oficina de la propia directora del jardín infantil.
Pamela Villablanca añadió que de igual forma se pusieron manos a la obra y solicitaron apoyo inmediato al DAEM, con la finalidad de regularizar toda la situación y el próximo lunes recibir a los 136 niños que estudian en este recinto, con el inicio del año escolar 2018.
La denuncia por estos hechos fue realizada ante la Tenencia La Florida de Carabineros de Talca.

Fuente: Diario El  Centro

Comentarios