Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Culpables fueron declarados los padres de una menor de 4 años, a la que vejaron y grabaron en reiteradas ocasiones para luego vender los videos a través de Facebook.

Los hechos ocurrieron en la comuna de Curanilahue, Región del Biobío. Al progenitor se le imputaron violación consumada reiterada, abuso sexual y producción de material pornográfico infantil. Estos dos últimos delitos también se le adjudicaron a su pareja.

“La prueba médica no da cuenta de lesiones al momento de examinar a la niña, pero hay pruebas gráficas que dan cuenta de violaciones a lo menos con un inicio de penetración reiterado. La reiteracion lo dan distintas circunstancias, ropas, posiciones, lugares, etcétera”, detalló la fiscal María Monsalve.

El domingo se leerá la sentencia de ambos imputados. Mientras la madre de la pequeña arriesga una pena de 26 años de cárcel, su pareja podría purgar 44.

 

Comentarios