El experimentado jugador uruguayo, Sebastián Abreu protagonizó un extraño incidente ayer tras el termino del partido de su club, Audax Italiano, con Deportes Antofagasta en el estadio Bicentenario La Florida.

El “loco” no aceptó las críticas desde la platea y lanzó una mesa hacia la hinchada. Todo después de tener un altercado con el arbitro, que finalizó el partido en medio de un ataque de Audax. 

Los itálicos solo han logrado un triunfo en el presente campeonato, por eso los hinchas expresaron su protesta contra el jugador que hizo honor, de la peor manera, a su apodo de loco.

Comentarios