Los padres de un hombre de 30 años debieron tomar una decisión drástica para que su hijo deje de vivir con ellos y lo demandaron.

Christina y Mark Rotondo ya no aguantan que su hijo adulto siga aprovechándose de ellos y llevaron el asunto a la Justicia, según informó BBC.

Los documentos legales aseguran que Michael Rotondo no paga arriendo ni tampoco ayuda con las tareas del hogar, además ha rechazado en varias oportunidades ofertas de sus padres para salir de la casa.

Los Rotondo incluso llegaron a ofrecerle 1.100 dólares (unos 700 mil pesos) para que se mude a otro lugar. Pero Michael no ha querido.

A pocas semanas que Michael cumpla 31 años, su familia llevará el caso a la Corte Suprema de Nueva York.

“Hay trabajos disponibles para gente con malos antecedentes laborales como tú. ¡Tienes que trabajar!”, le dijeron sus padres.

Comentarios