Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La compañía promete lanzar una actualización que hará que el usuario tenga mayor control sobre el rendimiento del dispositivo.

Los usuarios de modelos viejos de iPhone tendrán la capacidad de decidir si desean reducir o no el rendimiento de sus teléfonos inteligentes. Esta opción estará disponible a partir de la próxima actualización del sistema operativo iOS, ha anunciado Tim Cook, el director ejecutivo de la compañía, a la cadena ABC News.

El líder de Apple volvió a remarcar que la polémica ralentización de los procesadores se había implementado con el mero propósito de alargar la vida útil de la batería y evitar la posibilidad de que el dispositivo se apagara repentinamente en los momentos que el procesador consume mucha energía.

Asimismo, Cook se disculpó una vez más por el malentendido. “Quizás no fuimos claros”, aseveró el director ejecutivo de la compañía. Y agregó: “Pedimos nuestras sinceras disculpas a todo aquel que piense que tuvimos alguna intención diferente”.

Decisión del usuario
Así, la próxima actualización de iOS ofrecerá a los usuarios un mayor control sobre consumo energético del teléfono. Además, el sistema operativo brindará información más detallada sobre el estado de desgaste de la batería y el consecuente descenso de rendimiento.

De esta manera, el usuario podrá desactivar la ralentización del procesador y observar cómo esta opción repercute en el funcionamiento del ‘smartphone’. Se estima que la versión de prueba de esta actualización esté disponible a partir de este febrero.

A fines de diciembre de 2017, un grupo de expertos informáticos había detectado que Apple ralentiza intencionadamente los viejos modelos del iPhone.

Esta característica generó gran repercusión entre los usuarios e incluso empujó a algunos de ellos a demandar a la compañía por infringir sus derechos como consumidores.

PURANOTICIA / RT

Comentarios