La ciudad quedó paralizada por horas. Cientos de personas salieron a la calle para apoyar a los productores debido al fin de la industria en el Maule sur

Una histórica protesta realizaron ayer los remolacheros locales con apoyo de los camioneros y el comercio en protesta al anuncio de cierre de la Planta Iansa Linares.
El movimiento comenzó muy temprano en la propia compañía. A ese lugar llegaron productores de Linares, Parral, Longaví, Yerbas Buenas, Colbún y Villa Alegre, entre otras localidades. Desde allí la caravana se trasladó hasta Plaza de Armas. La comuna estuvo paralizada durante 120 minutos prácticamente.

En el principal paseo público los dirigentes entregaron una nueva carta a la gobernadora provincial, María Claudia Jorquera; entonaron el himno nacional; lanzaron remolacha a la vía pública; y alzaron su voz para tener el apoyo que les permita seguir entregando el producto en la industria.

En todo instante hubo coordinación con la policía. Carabineros de Chile coordinó que no hubiera incidentes. La presencia de decenas y decenas de camiones, tractores y maquinaria conllevó una enorme congestión vial y entre las 11 y 13 horas el movimiento fue nulo en el centro de Linares.

Llegaron desde el comienzo para apoyar a los remolacheros el diputado Rolando Rentería y los alcaldes Mario Meza y Cristián Menchaca, de Linares y Longaví, respectivamente. Luego se sumaron los senadores Rodrigo Galilea, Álvaro Elizalde y Ximena Rincón.

CIERRE DE LA COMPAÑÍA
“No hemos tenido ningún contacto con la empresa Iansa (sus dueños son ingleses). Es una situación que nos mantiene en vilo y en constantes reuniones. Las autoridades de Gobierno nos han escuchado y no tenemos nada que decir sobre el intendente y la gobernadora. Espero que la empresa se sensibilice y el Gobierno central pueda realizar gestiones en nuestro apoyo”, dijo el presidente de los remolacheros, Ricardo Escalona.

El cierre de Planta Iansa Linares, según la azucarera, se debe a la baja rentabilidad del negocio. La única opción es garantizar una siembra de 5.500 hectáreas del tubérculo. A eso se suma un precio inferior en 3 dólares por tonelada limpia en comparación con el año pasado. “Ellos no quieren aventurar una decisión. Sé que la decisión final sobre Iansa Linares se tomará el 26 de julio próximo. He tenido contacto con el gerente general de Iansa, Raimundo Díaz. Es un tema muy complejo, pero estamos agotando todas las acciones. El cierre de la planta solo trae problemas a Linares y agudiza sus problemas socio-económicos”, dijo el diputado DC, Manuel Matta.

La dirigente del comercio Bibiana Urrutia manifestó que el fin de esta empresa es un golpe bajo al desarrollo de Linares. “Estamos hablando de una fuga cercana de dinero a los 30 millones de dólares. Esto representa una verdadera catástrofe para nuestra comuna”, enfatizó.

Finalmente el diputado Rolando Rentería llamó al Gobierno central a apoyar a los remolacheros. “Es importante que el Presidente Piñera los reciba en La Moneda y los pueda escuchar. Linares no puede perder una fuente de trabajo permanente y que da empleo a cientos de personas directa e indirectamente”, subrayó.
La protesta de los remolacheros culminó sin ningún tipo de incidentes.

Fuente: Diario El Centro

Comentarios