Cerca de 200 personas quedaron sin trabajo tras el anuncio del cierre de la planta en Curicó de Pastas Suazo, la cual llevaba 80 años funcionando en la ciudad.El presidente del sindicato de trabajadores, Flavio Fuentes, señaló que “la junta de acreedores y en esa votación no le dieron continuidad de giro a la empresa (…) Definitivamente se cierra y continúa el proceso de liquidación”.“Le hacemos un llamado al presidente Sebastián Piñera que por favor nos diga dónde están los tiempos mejores, porque en la región se han cerrado dos empresas importantes”, agregó a Radio Biobío.Las razones de esta determinación apuntan a una compleja situación financiera. Incluso, el pasado 20 de junio, la empresa había hecho un llamado a sus clientes para que se acercaran a la sala de ventas a liquidar los productos en stock, con la meta de “recaudar los fondos para el sueldo y finiquito de los trabajadores”.

Comentarios