Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En la foto se ve sentada en un pasillo a una mujer de la policía, amamantando a un bebé. No es su hijo y pasó en un hospital en Argentina, donde la imagen se viralizó por su tremendo contenido humano.

Celeste Ayala es el nombre de la agente de la policía de Buenos Aires, quien estaba de servicio en el hospital de niños de La Plata. Al notar que el llanto del pequeño no paraba, pidió permiso para darle el pecho.

“Quiero hacer público este gran gesto de amor que tuviste hoy con ese bebito, que sin conocerlo no dudaste y por un momento cumpliste cómo si fueras su madre , no te importó la mugre y el olor como los señores profesionales del hospital manifestaban”, escribió Marcos Heredia, su compañero de turno, en Facebook.

Celeste notó que un bebé lloraba sin consuelo. Les dijo a los médicos, que sentía que el pequeño tenía hambre. Tras ser autorizada, comenzó a darle el pecho y el pequeño dejó de llorar.

La imagen fue compartida más de 63 mil veces, recibiendo sólo comentarios de amor.

Comentarios