Gracias a la activación de una alarma, personal de la Tercera Comisaría detuvo a uno de los dos antisociales que protagonizaba el grave delito, quien registra 16 detenciones anteriores y dos causas pendientes, quedando ahora en prisión preventiva

Con el apodo de “El Catemu” es conocido el único detenido por el robo que este peligroso antisocial estuvo a punto de consumar en el local de la empresa VTR en Talca, ubicado en calle 1 Norte, entre 6 y 7 Oriente, cuyo objetivo era la bóveda donde se guardan costosos teléfonos celulares que están a la venta al público.

El imputado, de nombre Matías Felipe Sepúlveda Fuentes, de 26 años, registra 16 detenciones previas en Carabineros de Talca y, además, dos causas pendientes en la justicia. Su extracto de filiación en el Servicio de Registro Civil –revelado ayer por la fiscalía- indica que tiene condenas previas desde el año 2012 en adelante.
En su totalidad, se trata de causas por delitos contra la propiedad. Las últimas dos están fechadas el 2017 y 2018: la primera por robo con violencia y la segunda por receptación, ambas en el Juzgado de Garantía de Talca. Por ello, quedó requerido por la fiscalía y citado a audiencias para los días 3 y 23 de octubre próximo.

ASALTO PENDIENTE
Pero obviamente no fue lo único, porque a pesar que el nuevo delito fue un robo en lugar no habitado, en grado de frustrado, cuya sanción asignada por la ley es de apenas presidio menor en grado mínimo, el historial delictual del imputado y las causas pendientes motivaron al fiscal, Francisco Soto, para exigir la prisión preventiva.
El juez, Humberto Paiva, decretó dicha medida cautelar por peligro para la seguridad de la sociedad, con oposición de la Defensoría Penal Pública, fiando el plazo de investigación en dos meses. En cuanto a los casos pendientes, el fiscal formalizó al imputado por un robo con violencia ocurrido el 27 de febrero pasado.
En aquella ocasión, el mismo detenido –junto a otro sujeto que ya fue condenado- asaltó a un peatón en la calle 22 Oriente, quien fue golpeado y sufrió una grave lesión craneana, todo para quitarle dinero y un teléfono celular. Y respecto a la otra causa pendiente, se reactivará el proceso para realizar el juicio en el Tribunal Oral.

FORADO EN LA PARED
En cuanto al nuevo delito, los hechos quedaron al descubierto poco antes de la medianoche del sábado. Al llegar al sitio del suceso, los carabineros sorprendieron al imputado cuando trataba de escapar del local de VTR, portando entre sus ropas uno de los discos de corte que estaba utilizando para forzar la caja fuerte.
También se constató que este sujeto y su acompañante –el cual alcanzó a escapar- habían realizado un forado en la pandereta que colinda con una propiedad aledaña, donde está instalado un restaurante, al costado oriente de VTR. Para forzar la caja fuerte, los delincuentes utilizaban un “galletero” y otras herramientas.
Previamente, estos sujetos habían anulado las cámaras de seguridad y taparon los sensores de humo del local. Al respecto, el capitán, Raúl Arismendi, de la Tercera Comisaría de Carabineros, destacó la rápida reacción policial, en virtud de un dispositivo especial abocado justamente a desplegarse en casos de robos flagrantes.

Por orden del mismo fiscal, en virtud de una instrucción a nivel regional, el caso criminal quedó en manos de la PDI, ya que la Brigada Investigadora de Robos (Biro) de Talca investiga casos similares. Así se indagarán posibles nexos del detenido con el robo al local Sencillito de calle 6 Oriente ocurrido el viernes de la semana pasada.

Fuente: Diario El Centro

Comentarios