Una cámara de seguridad captó el momento en que el supervisor Rakesh Wagmore le jugó una broma pesada a un trabajador, de nombre Aditya Jadhav, en Kolhapur, India. El jefe le introdujo aire comprimido en el recto. Lo terrible es que el joven se desplomó y agonizó por dos semanas. Murió por graves lesiones intestinales.

Comentarios