Nada le ha salido como esperaba cuando arribó al Manchester United a principios de año, pero hoy Alexis Sánchez fue el héroe de los Diablos Rojos. El chileno, como viene siendo habitual en las últimas fechas, saltó desde el banco de suplentes en el partido frente al Newcastle y anotó en el minuto 90′ el gol que coronó la remontada por 3 a 2 de los suyos en Old Trafford.

La historia arrancó mal desde el principio para los dirigidos por José Mourinho. Iban apenas siete minutos cuando Kenedy abrió el marcador para las Urracas. Solo tres minutos más tarde, Yoshinori Muto estiró la ventaja para la visita.

El United se caía a pedazos. Mourinho, contra las cuerdas y acechado por la sombra del despido, mandó a la cancha a Sánchez a los ’67 en reemplazo de Marcus Rashford. Los de Manchester inclinaron la cancha y encontraron esperanza con un exquisito tiro libre de Juan Mata a los ’70. Anthony Martial puso el empate a los ’76. Sin mucho fútbol, pero con orgullo, los locales se fueron con todo a buscar el tanto que le diera la victoria.

Cuando el reloj iba a llegar a los ’90, Alexis Sánchez apareció en el corazón del área para rematar de cabeza un centro de Ashley Young y darle un triunfo épico a un equipo que lo necesita para terminar de salir del barranco y meterse en la lucha por los primeros puestos de la Premier League inglesa.

Comentarios