La Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados aprobó y despachó a la Sala el proyecto de ley que modifica la ley General de Telecomunicaciones, para restringir el acceso de menores de edad a sitios de internet con contenidos perjudiciales para su desarrollo.

En la oportunidad, se acordó modificar el título de la propuesta tras aprobarse una indicación presentada por la diputada Claudia Mix (Poder). En este marco, la nueva denominación apunta a “resguardar los derechos de los menores de edad en lo relativo al acceso a sitios de internet, a través del control parental en forma gratuita por parte de las empresas intermediarias”.

El cambio se debe a la necesidad de resguardar el control de los padres por sobre la responsabilidad de las compañías de bloquear contenidos, según explicó el diputado Luis Pardo (RN).

“Se cambió el título del proyecto, precisamente, porque se busca resguardar la responsabilidad de los padres de ejercer el control parental, más que la responsabilidad de las compañías de bloquear contenidos. Además, se estableció una redacción que apunta a que las compañías pongan a disposición de los usuarios métodos o tecnologías para ejercer ese control en forma gratuita”, precisó.

En esta dirección, el diputado Patricio Rosas (PS) dijo que se trata de un proyecto más aplicable, que entrega más herramientas a los padres y obliga a las empresas a entregarles la información necesaria para que puedan realizar un adecuado control del material que los hijos revisan conforme como vaya creciendo el menor, respetando la autonomía y el desarrollo progresivo de niños y niñas.

“No es lo mismo el control parental que tu ejerces en un niño a los 5 o 6 años, en su contacto con la internet y las distintas webs, al desarrollo que tiene a los 14, 15 o 17. Hay una autonomía que va creciendo y también la ley tiene que resguardar que esta ley entregue las responsabilidades a los padres, pero que los instrumentos sean gratuitos, que es lo importante que tiene esta ley y que se concretara después en el reglamento que lo hará más aplicable”, informó.

En sus antecedentes, el texto legal indica que las Tecnologías de Información y Comunicación, conocidas comúnmente por sus siglas “TIC”, están revolucionando la forma en que vivimos. Esto trae una serie de beneficios que impactan positivamente nuestra calidad de vida. Pero, al mismo tiempo, encontramos nuevos peligros que deben ser abordados para evitar que se vulneren los derechos fundamentales de los menores de edad.

Uno de los principales peligros asociados a las TIC es la facilidad con que los niños y adolescentes acceden a páginas de internet con contenidos pornográficos o violentos; donde se promueve el comercio de sustancias ilegales, drogas, medicamentos sin prescripción; prostitución o sitios donde se exponen materiales audiovisuales que pueden ser perjudiciales para el bienestar emocional y el normal desarrollo sicológico del menor.

Comentarios