Comparte
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Era una de las piezas que faltaban del puzzle policial-deportivo más macabro del último tiempo. Allana Brittes, hija del autor confeso del asesinato -y tortura- del futbolista de Sao Paulo Daniel Correa, rompió el silencio y dio su versión de lo ocurrido.

Allana, una de las tres detenidas por el caso -junto a sus padres-, grabó un video donde confirmó las acusaciones de su progenitor, en relación a un intento de violación del jugador contra su madre.

“Estábamos en la fiesta y subí a la habitación para irme a dormir con una amiga. Unos segundos después empezamos a escuchar gritos”, relató Allana en el archivo que difundió Infobae.

La joven, que el día del crimen cumplía 18 años, agregó que “cuando abrimos la puerta, (Correa) estaba encima de mi madre intentando violarla. Todo el mundo quería atacarle porque mi madre gritaba y él no decía nada”.

Visiblemente afectada, Allana admite en el video que desde “hace menos de un año” que conocía a Correa, pero que nunca tuvieron una mayor relación.

Recordemos que en las últimas horas se conocieron algunos chats que Correa envió a un amigo mientras se desarrollaba la fiesta, en los que reconoce su deseo de estar junto a la madre de Allana. “Voy a comerme a la madre de la cumpleañera… y el padre está aquí”, expresó, adjuntando imágenes de Cristiana Brittes durmiendo.

En tanto, Edson Brittes Júnior, empresario y padre de Allana, sostuvo sobre lo ocurrido que “lo arrojé al suelo y evité que mi esposa fuese violada por ese monstruo“.

Consignemos que Edson Brittes y su familia deben prestar testimonio oficial este lunes ante la Policía Civil de San José de los Pinhais, en Curitiba.

Comentarios