El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, confirmó que en las próximas dos semanas habrá rebajas en el precio de las bencinas en la mayoría de sus octanajes, al igual que en el gas licuado.

Según el secretario de Estado, esta rebaja llegará al máximo de lo que permite el Mepco, es decir, alrededor de 5,8 pesos por litro cada semana, por lo que se prevé una caída de alrededor 11 pesos.

Eso sí, el detalle se conocerá cuando la Empresa Nacional del Petróleo emita cada miércoles su informe semanal de precios.

El titular de Hacienda aprovechó de hacer este anuncio en La Moneda en medio del comité político, oportunidad en la que además comentó que la rebaja también alcanzará al gas licuado y al diesel.

Este anuncio llega justo luego del ultimátum que le dio la Confederación Nacional del Transporte de Carga al Ejecutivo para responder a las demandas de la agrupación, en el que amenazaron con que, en caso de no recibir respuestas antes del 15 de noviembre, iniciarían un paro indefinido.

Comentarios