Universidad Católica se coronó campeón del Torneo Nacional al lograr un laborioso triunfo en su visita al Estadio Germán Becker.

Esto porque la escuadra cruzada se impuso por 2-1 a Temuco y alcanzó la corona número 13 de su historia deportiva.

Los cruzados coronaron una gran campaña con 16 triunfos, 10 empates y tan sólo 4 derrotas con 37 goles a favor y 25 en contra.

LA TAREA NO FUE FÁCIL EN TEMUCO

Se pensó que la UC tendría una tarde tranquila en la Araucanía, ya que a los 6 minutos una fuerte entrada de Mathias Riquero sobre Ignacio Saavedra dejó al local con 10 hombres.

La fuerte entrada del volante charrúa obligó a la sustitución del mediocampista cruzado por Jaime Carreño, quien sería clave en el festejo visitante.

Sin embargo, a pesar de la inferioridad numérica. Una escapada de Matías Donoso obligó a la falta de Germán Lanaro dentro del área y el juez Piero Maza sancionó la pena máxima.

La responsabilidad en el lanzamiento la asumió Miguel Aceval (15’), quien no falló y con un potente remate venció a Matías Dituro para el 1-0.

El gol fue un golpe para la escuadra cruzada que no encontraba los caminos para enredar a su rival.

Así el partido ganó en emoción en el Germán Becker, más aún cuando con el resultado el elenco de la Araucanía se estaba salvando del descenso.

Con la victoria parcial de Temuco, los protagonistas se fueron al descanso.

REACCIÓN CRUZADA Y FESTEJO EN EL GERMÁN BECKER

En el complemento, la UC salió decidida a revertir el marcador. El DT Beñat San José adelantó sus líneas y comenzó a presionar a su oponente.

Así a los 54’ un centro es despejado a medias por la zaga temuquense y el balón lo contró Jaime Carreño para sacar un remate ajustado para generar el delirio cruzado.

El gol acrecentó el dominio de la UC y a los 69 minutos se desató la fiesta del elenco de la Franja.

Un medido centro de José Pedro Fuenzalida y apareció el cabezazo de Andrés Vilches para batir al golero José Gamonal y establecer el 2-1.

Así se comenzó a desatar la celebración cruzada que incluso permitió el ingreso deCristián Álvarez (82’) para jugar su último partido como profesional con la camiseta estudiantil.

Los cruzados festejaron su título, mientras la “otra cara de la moneda” fue para Temuco, que debido a la derrota y el triunfo de Palestino (3-0 a Huachipato) sepultaron el descenso del cuadro sureño a la Primera B junto a San Luis.

Comentarios