dom. Mar 24th, 2019

Colo Colo consiguió un amargo empate frente a Cobresal y es el único puntero

Comparte

Colo Colo llegaba con canasta limpia al partido con Cobresal. Tres jugados, tres ganados. Los de Macul habían mostrado ráfagas del fútbol punzante que tanto le gusta a Mario Salas e ilusionantes rendimientos individuales. Sin embargo, en el campamento minero tuvieron un juego espeso y no pasaron de un opaco empate a cero.

El Cacique estuvo maniatado desde el inicio. Los nortinos, comandados por Rodrigo Ureña, le disputaban la mitad de la cancha, obligando a los centrales a iniciar la jugada y clausurando las carreras por las orillas. Salvo un par de potentes remates de Esteban Pavez desde fuera del área, el golero Sebastián López no pasó sustos en el primer cuarto de hora.

Cuando recuperaba la pelota, el dueño de casa no mostraba complejos, pero le faltaba lucidez y precisión para enterrar la daga. Los capitalinos estaban atascados. Una tijera de Pavez fue las más clara que tuvieron para desnivelar a los 35′.

A la vuelta de camarines, el equipo del “Comandante” seguía con problemas en la salida y no le podía imprimir velocidad a la posesión. Andrés Vilches no gravitaba y Gabriel Costa chocaba una y otra vez. Los mineros, en cambio, mantenían su orden pretoriano y explotaban la velocidad de Israel Poblete y Fabián Saavedra. Tras una mala salida de Brayan Cortés a los 56′, Felipe Reynero cabeceó y el balón se paseó caprichosamente frente al arco. Los de El Salvador se veían más afilados.

Ni con la entrada de Jaime Valdés se arregló el panorama para los de Macul. Estaban encajonados en la mitad de cancha y solo generaron peligro con unas tibias escapadas de Iván Morales, que reemplazó al lesionado Marcos Bolados. Los hombres de Gustavo Huerta no paraban de morder y seguían machacando.

Sin luces, al Cacique se encomendó al empuje y al toque de distinción de alguna de sus individuales. Y casi le resulta. Gabriel Suazo disparó desde larga distancia, la pelota se desvió en Costa y se fue rozando el travesaño a los 78′. La respuesta del dueño de casa no tardó en llegar. Cuatro minutos después, Cortés estuvo notable en el achique a Lino Maldonado.

Cobresal sintió el peso del duelo en las piernas y los de Pedrero aceleraron en los últimos minutos. El “Pájaro” Valdés filtró un exquisito pase para Morales, pero López lo esperó y alcanzó a meter la mano salvadora en el 90+2′. Fue la única vez que los forasteros tuvieron espacios.

Con este empate, Colo Colo es puntero exclusivo del campeonato con diez unidades. La próxima fecha se viene el clásico con Universidad Católica, que lo sigue a un punto de distancia. Será el primer gran apriete del año para Salas y sus muchachos.

Comentarios