Por segundo año consecutivo, el fotógrafo nacido en Talca, Pablo Reyes, se inscribió entre los 30 finalistas de la más importante competencia europea de fotografía de jazz.

El Jazz World Photo recibió este año los trabajos de 353 fotógrafos de todo el mundo, y el próximo 23 de marzo -en la ciudad de Trutnov, República Checa- premiará las 3 fotografías que, a juicio del jurado, tienen el mérito para ser distinguidas como las mejores del año 2018.

El fotógrafo chileno -quien es permanente colaborador de revistas internacionales-, valoró estar por segunda vez entre los 30 mejores fotógrafos de la especialidad, lo que le habilita para participar en diversas exposiciones por Europa.

En una reciente entrevista realizada por la revista italiana Jazzespresso, Pablo Reyes aseveró que, para él, el jazz es una manifestación de libertad contraria a toda forma de discriminación, por lo que aspira a que su trabajo fotográfico exprese esa forma de pensar y vivir.

Respecto de la fotografía con la que está participando, Pablo Reyes relató que la realizó en mayo del año pasado, en el Teatro Oriente de Santiago, y en ella se retrata a cuatro músicos (Esteban Estay, Mauricio González, Jeff Parker y Christophe Bruger), quienes se comunican con las miradas durante un instante de improvisación jazzística. “Compositivamente la imagen puede ser analizada observando individualmente las expresiones de cada músico, o en su conjunto, siguiendo una lectura en forma de espiral como una estructura Fibonacci”, señaló.

Pablo Reyes, de profesión abogado, se formó en la disciplina fotográfica en el Taller de Luis Poirot, iniciándose en el registro de las actividades de jazz a partir del año 2011, pasando con el tiempo a ser miembro profesional de Jazz Journalist Association (New York), publicando sus fotografías en medios de Chile, Usa y España.

Durante los años 90, combinó sus estudios de Derecho en la Universidad de Talca, con la labor de locutor en las radios Lautaro y Fantástica, ambas de la capital maulina.

EVENTOS

Jazz Word Photo es una organización sin fines de lucro, con sede en la República Checa, que ha sido reconocida por la Unesco como parte de las actividades oficiales dentro de la celebración del día internacional del Jazz, y que desde el año 2013 ha organizado esta competencia con el propósito de reconocer la labor de profesionales especializados en la difusión del jazz.

Este año, los eventos centrales del certamen internacional consisten en una exposición de las 30 fotografías finalistas, muestra que se inaugurará el 22 de marzo y, al día siguiente, se realizará la ceremonia de premiación de las 3 mejores fotografías de jazz del año 2018. Ambos eventos contarán con la presencia de miembros de la misión diplomática de Chile en la República Checa.

La participación del fotógrafo chileno en los eventos de la premiación, cuenta con el patrocinio de dos importantes marcas alemanas del área de la fotografía, y de la empresa talquina By Barcelona.

El 2018, Pablo Reyes viajó hasta la República Checa para ser reconocido como uno de los 30 mejores fotógrafos de jazz. Este mes volverá a viajar al país europeo, con la maleta cargada de ilusiones. Habrá que ver que trae consigo de vuelta a Chile.