Ya es casi media década de amor por Telegram de parte de nosotros, la que consideramos la mejor aplicación de mensajería móvil de la historia, y ayer ganó 3 millones de usuarios.

Sucede que con la caída e inestabilidad de Facebook y varias de sus aplicaciones más populares, como Instagram  y WhatsApp, la gente se acordó que existe otra opción, una más segura, más rápida y más entretenida.

En su canal, el fundador de Telegram Pavel Durov escribió: “En las últimas 24 horas se han registrado 3 millones de usuarios nuevos”, todo en el contexto de la caída de las redes de Zuckerberg.

Dicen que lo de ayer fue una caída “por mantención”, aunque nos parece extraño que haya tomado unas 10 horas en reponerse, sin previo aviso y siempre tratando de volver sin éxito. Algo huele mal.

Mientras Facebook sigue en polémicas por la privacidad de los datos de sus usuarios y el mal uso de datos personales, gobiernos como el de Putin aborrecen Telegram porque no la pueden romper. A visto nuestro esa es una buena señal.