Marco Velásquez, era el menor de cuatro hermanos quien según sus familiares siempre fue un niño introvertido y muy tranquilo, y quien estaba desde diciembre presentando un cuadro de depresión.

Para Claudia González, la madre del conscripto Marco Velásquez González, autor de los disparos en contra de dos de sus compañeros y que luego se suicidó dentro de la Escuela de Caballería de Iquique, lo sucedido se debe a que su hijo era hostigado permanentemente dentro de la institución.

“El quería salir, el no estaba en una cárcel, ellos me dijeron que era su casa, ellos me dijeron que me lo iban a cuidar y lo único que hicieron fue acosar a mi hijo, y yo no lo pude ayudar”, expresó a SoyIquique su madre.

Marco Velásquez, era el menor de cuatro hermanos quien según sus familiares siempre fue un niño introvertido y muy tranquilo, y quien estaba desde diciembre presentando un cuadro de depresión.

La última vez que su madre logró tener contacto con él fue el día viernes donde le expresó por “messenger que no lo dejaron salir”.

En tanto su hermano mayor Sebastián Velásquez, aseguró que el se encontraba disconforme con lo que sucedía dentro. “Compañeros le pegaban y el lo denunciaba a sus superiores y no hacían nada, ellos lo ponían a pelear con otros conscriptos, le daban patadas, para que aprendieran a solucionar las cosas como hombres, el vivió muchos maltratos allá adentro”.

Su hermano aseguró que su hermano se intentó quitar la vida en diciembre. “Estando en servicio pasó bala y el trató de matarse con su fusil, el otro guardia lo encontró con el fusil apuntándose y lo detuvo, y desde allí estuvo con tratamiento psiquiátrico”.

Además hermano mayor del conscripto reveló que Marco había denunciado problemas de drogas dentro del recinto militar.

“Marco denunció ante sus superiores que había tráfico de drogas dentro de la institución”.

Asegurando además que “los sargentos lo obligaban a realizar acciones que el no quería, sus superiores permitían que Marco fuese víctima de sus compañeros, pienso que ese día mi hermano explotó, Marco no es un asesino, el sí tuvo un cuadro depresivo y se intentó matar, pienso que esas dos personas deben haberlo hostigado muchas veces, porque a él no le correspondía hacer la guardia y lo obligaron hacerla”.

PURANOTICIA