De manera unánime la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que modifica el Código Penal para castigar el acoso sexual callejero, definido como “un acto de significación sexual capaz de provocar una situación objetivamente intimidatoria” en lugares públicos.

Estos actos pueden ser “de carácter verbal o ejecutados por medio de gestos” con una multa entre 1 y 3 UTM; o “conductas consistentes en acercamientos o persecuciones, o actos de exhibicionismo obsceno o de contenido sexual explícito”, donde en ambos casos se impondrá la pena de prisión en su grado medio a máximo (entre 21 y 60 días) y multa de 5 a 10 UTM.

El texto castiga con presidio menor en su grado mínimo (61 a 540 días) y multa de 5 a 10 UTM a las personas que en lugares públicos grabe o fotografíe cualquier parte íntima de otra persona sin su consentimiento con fines de significación sexual.

Además, quien difunda esos registros audiovisuales tendrá la misma pena de presidio y una multa de 10 a 20 UTM. Si quien grabó a la persona es quien difunde el video o fotografía, las penas aumentan a presidio menor en su grado mínimo a medio (hasta 3 años y un día) y multa entre 20 y 30 UTM.

La iniciativa fue remitida al Ejecutivo para que sea promulgada como ley.