En el Hospital de emergencia de Curicó fue atendido ayer un lactante de solo un año y 7 meses de edad, luego que en su domicilio, en la población Luis Cruz Martínez de esta ciudad, se intoxicara al masticar restos de un “pito” de marihuana, que el lactante encontró cerca de su cuna.

La grave situación quedó al descubierto a tempranas horas de ayer, luego que la pediatra de turno en el centro asistencial curicano atendiera a un bebé, que llevado por sus padres, arribara presentando convulsiones, lo que llamó la atención de la profesional.

Al ser consultada la madre del niño, narró que accidentalmente el menor, al despertar había masticado restos de un cigarrillo de marihuana, los que eventualmente pudieran haberle generado los espasmos. Por ello la pediatra alertó del hecho a personal de carabineros.

El prefecto de Curicó, Aldo Borroni, corroboró esta versión, señalando “que el padre nos relató que a eso de las 06:30, se habría descuidado por un momento, y en este descuido el niño habría alcanzado un pito de marihuana, que estaba apagado, consumido en gran parte, y que el niño lo habría masticado, lo que le habría producido una intoxicación  por cannabis sativa”.

En el hospital se indicó que el niño fue estabilizado y sacado de un eventual riesgo vital. En tanto la fiscalía local, al tomar conocimiento del hecho instruyó que personal de la Policía de Investigaciones asumiera las diligencias respectivas y establecer las responsabilidades en el grave incidente.