Alberto Cortez, una de las voces más reconocidas de la música latinoamericana, falleció este jueves en Madrid, donde residía.

El cantante y poeta argentino murió debido a una insuficiencia cardíaca. Se encontraba internado desde hace dos semanas y fue llevado a urgencia el pasado 27 de marzo en el Hospital Universitario de Móstoles. Sus problemas de salud lo llevaron a cancelar varias presentaciones que tenía pactadas en Latinoamérica.

Nacido en 1940 bajo el nombre de José Alberto García Gallo, en la localidad pampeana de Rancul, fue conocido como “el gran cantautor de las cosas simples”. Desde 1961 grabó más de medio centenar de discos, recibiendo diversos reconocimientos como cuatro discos de oro y el Grammy Latino a la Excelencia en el año 2007.

Cortez participó además en dos películas, publicó cuatro libros de poemas y fue autor de grandes éxitos como “En un rincón del alma”, “Callejero”, “El abuelo”, “No soy de aquí” y “Cuando un amigo se va”.

Sus restos serán velados a partir de este mismo jueves en la sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), en la capital española.