El pasado 15 de marzo el futbolista Jason Silva había sido detenido por Carabineros por portar una licencia de conducir falsa. Pasó menos de un mes y el jugador de San Marcos de Arica volvió a protagonizar un nuevo problema con la ley.

Ahora, el ex Colo-Colo y Palestino fue detenido la madrugada del viernes tras ser sorprendido manejando en estado de ebriedad, cuando la policía uniformada realizó un control fiscalizador en la intersección de San Francisco con Victoria, en Santiago.

Tras someterse al alcotest, el volante marcó 1,65 grados.

Pero eso no es todo, pues según la información entregada por Carabineros, para evitar su detención, Silva ofreció un soborno de $50 mil.

Debido a esta situación, el jugador fue llevado hasta la 4ª comisaría de Santiago, a la espera de pasar al control de detención. En tanto, los antecedentes fueron notificados a la unidad OS1.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here