Se trata de una persona cercana al entorno de la víctima, logrando acercarse a ella con este vínculo de confianza, comenzando con abuso sexual y luego concretar violaciones en más de una oportunidad. Con el cúmulo de antecedentes, confesó los hechos.

A prisión preventiva fue enviado un hombre de 56 años, quien fue denunciado por una menor de 13 años, quien señaló que fue agredida sexualmente por parte del imputado desde fines de enero de este año hasta hace pocos días atrás.

Según lo relatado por el subprefecto Gaspar Montero, jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y Menores de la PDI, la divulgación de los hechos la realizó a una amiga de su misma edad. “Nuestra brigada recibió antecedentes que una menor había sido víctima de una agresión sexual. Se logró establecer que esta niña, de 13 años, había estado siendo agredida por una persona mayor. Informa elpinguino.com

Se practicaron los exámenes sexológicos, que determinaron que sufrió este delito de violación y de manera reiterada. Se obtuvo la declaración de la menor y se obtuvo la orden de detención del tribunal.

Se trata de una persona cercana al entorno de la víctima, logrando acercarse a ella con este vínculo de confianza, comenzando con abuso sexual y luego concretar violaciones en más de una oportunidad. Con el cúmulo de antecedentes, confesó los hechos.

La menor le cuenta esto a una amiga de 13 años, quien da luces de lo que estaba sucediendo, y le cuenta a su familia que finalmente denuncia esto en nuestra unidad”.

Tras la detención del imputado B.A.B. fue trasladado al Juzgado de Garantía de Punta Arenas, donde la tarde de ayer fue formalizado por abuso sexual y violación impropia.

Entre algunos antecedentes que se dieron a conocer, fue que desde fines de enero hasta mediados de abril la llevaba a su domicilio, el último episodio se habría registrado la semana pasada, cuando el imputado fue a buscar a la menor a su establecimiento educacional, llevándola a su casa, y al estar con ella le realizó tocaciones y la violó.

Con estos antecedentes se le formalizó por el delito de violación impropia reiterada como un abuso sexual impropio.

El imputado fue enviado a prisión preventiva por representar su libertad un peligro para la víctima, a lo que accedió la jueza Paula Stange. Así lo indicó la fiscal Wendoline Acuña: “Se solicitó la prisión preventiva, porque creemos que es la medida proporcional a la gravedad de los hechos, esto comenzó a fines de enero de este año, hasta la semana pasada, y según lo que indica la niña eran dos veces por semana.

Por el delito de violación impropia arriesga penas que parte en cinco años y un día hasta veinte, mientras que por abuso sexual la pena parte de tres años hasta diez de presidio y al ser reiterado la pena aumenta”.

El plazo para el cierre de la investigación se fijó en cuatro meses.

Fuente: thetimes.cl