Con permanentes y sorpresivas fiscalizaciones la municipalidad de Curicó en conjunto con Carabineros trabajan para erradicar definitivamente el comercio ilegal en la vía pública de la zona céntrica de la ciudad, toda vez que esta actividad está directamente relacionado con la comisión de lanzazos y carterazos, generando la sensación de inseguridad de los vecinos que circulan por el sector.

Durante la primera fiscalización realizada en conjunto por dichas instituciones, operativo que contempló la participación de funcionarios de seguridad vecinal e inspectores municipales apoyados por más de una veintena de uniformados, seis personas fueron infraccionadas por ejercer el comercio de forma ilegal en la vía pública y su mercadería fue decomisada toda vez que no pudieron acreditar su procedencia, por lo que fue derivada al juzgado de policía.

Al respecto, el alcalde Javier Muñoz Riquelme señaló que este trabajo coordinado con Carabineros tiene como finalidad poder enfrentar diferentes situaciones que se producen en la ciudad y que generan inseguridad en los vecinos.

“Son operativos sorpresa que hemos planificado y que vamos a seguir haciendo, porque aquí hay varias acciones que ocurren en torno al comercio ilegal en la vía pública y es que hay carterazos, lanzazos, gente que viene muchas veces de otros lugares y consume alcohol y drogas en la vía pública. Por lo tanto, vamos a seguir en la línea de poder fiscalizar y además también hay una competencia desleal con el comercio establecido, que paga sus impuestos, que pagan sus permisos, porque acá tenemos un montón de mercadería que no se conoce procedencia y, por lo tanto, también vamos a informar al servicio de impuestos internos para que pueda verificar el origen de estos productos de forma tal que se puedan cursar todas las acciones que correspondan del punto de vista legal”.

Así mismo, el edil destacó que el operativo se complementó con rondas y fiscalización en la zona del terminal de buses y en la zona de la alameda, de manera de desactivar una serie de acciones que se están produciendo en forma permanente, “como son los limpiadores de vidrios, los malabaristas, comercio ilegal, muchos de los cuales termina con amedrentamiento de la propia comunidad generando la sensación de inseguridad”, señaló.

Respecto a este trabajo conjunto, la comisario de Carabineros Mayor Oriana Fuentealba dijo que hay un trabajo enfocado en disminuir este tipo de faltas que se comenten en la ciudad y aumentar la sensación de seguridad hacia la ciudadanía y por supuesto también mostrar el trabajo en conjunto que se realiza con diferentes instituciones.

Fuentealba destacó que durante el procedimiento se cursaron seis infracciones por comercio ambulante, además del decomiso de mercadería que en su mayoría es nueva y de dudosa procedencia, ello porque las personas no tuvieron como demostrar la adquisición de éstas.

“Es un mecanismo que se va implementar de manera permanente junto con la municipalidad, con los inspectores vecinales municipales y personal de seguridad y contempla la fiscalización de todo tipo de incivilidades y faltas, como personas que alojan en carpas, malabaristas, el comercio ilegal que desmotiva el comercio formal y también porque el usuario pierde todas las garantías del producto que está comprando. Todas esta incivilidades son las que vamos a trabajar en operativos en conjunto con la municipalidad de Curicó”.

Por su parte, el jefe de los inspectores municipales Edmundo Díaz dijo que estas fiscalizaciones se continuarán realizando en conjunto con Carabineros, así mismo hizo un llamado a la comunidad a evitar comprar en el comercio ambulante ilegal por cuanto sus productos son de dudosa procedencia.