En la Decima Fecha, lo unico que queria el “rey de los empates” es ya no pensar en excusas, y de una vez ganar. Esa era la chance, pues Curico ante su gente recibia a un equipo que suele ser flojo de visitante como Huachipato.

Envalentonado tras el empate en Ñuñoa, Dalcio buscaba ideas para salir a matar en el primer minuto, la baja de ultima hora de Buss (reemplazado por el debutante Felipe Saavedra) y el retorno de Martin Cortes eran las variantes respecto al loco cotejo ante la U

La Iniciativa fue plenamente albirroja, el poder de fuego de Quiroga y las proyecciones de Cavallieri y Garcia inquietaban la retaguardia higuerina, el veterano Pepe Rojas sacaba pelotas como podía, ante el vendaval albirrojo, pero el impetu defensivo acerero se derrumba, Pereyra derriba en el area a Heber Garcia, y Quiroga castigaba en el punto penal, 1-0 a los 18′

El partido siguio con dominio local, donde la defensa albirroja pudo neutralizar cualquier ataque visitante. El Debutante Saavedra cumplia con el ida y vuelta, lo que a la postre, a los 34, provoco el segundo tanto, el ex San Luis fabrica una falta en 3 Cuartos, Espinosa sirve el tiro libre que encuentra a Franco Bechtholdt, gol del “Coreano”, cada vez mas superlativo en cuanto a su rendimiento y efectividad, 2-0 al descanso.

En algun momento tenia que despertar el elenco visitante, y encuentra el descuento tras una jugada prefabricada que capitaliza Bizama, y aunque a los 51 parecía que el equipo siderúrgico se iba con todo en busca del empate, de un corner Curicó logró volver a ponerse 2 goles arriba, cuando tras un preciso centro de Cavalleri, otra vez el regalón del pueblo, el Bechtholdt de las Masas (y eso que hace un mes algunos lo maltrataban porque si) Segundo personal del 16, 3-1

Pero la miseria del equipo de Larcamon no termina ahí, y es que 5 minutos despues, y despues de ser regular en todo el partido, Rojas falla, al furar un centro de García, la consecuencia es fatal, pues el balon le cayó al animal del area, Mauro Quiroga lleva ya 7 goles y es el nuevo Pichichi del campeonato, 4-1

El postrero gol de Blondell solo maquillo el score final. Un marcador expresivo que reflejo el exito táctico de Giovagnoli, y pone a los franjeados en una expectante sexta posición. Con un Quiroga prendido y un Bechtholdt que calla bocas.