A nivel regional, serán 2.965 dispositivos los que serán modernizados con mayor eficiencia en calefacción y sustentables con el medio ambiente, beneficiando a diez comunas maulinas.

Con una ceremonia en el Teatro Regional del Maule, encabezada por las principales autoridades de la región, comenzó la entrega de los certificados que acredita a los beneficiarios del Programa de Recambio de Calefactores, iniciativa del Ministerio de Medio Ambiente, en conjunto con el Gobierno Regional del Maule, elaborada para contar con mejor calidad del aire en la Región del Maule.

Esta acción se replicará en Curicó, Linares y Cauquenes, con los seleccionados de cada zona.

En esta primera ceremonia, se convocó a los postulantes seleccionados en el polígono Talca-Maule, zona en la que se hará el recambio de 1.322 calefactores. Cabe señalar que este sector cuenta con un Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) vigente hasta el año 2026, siendo la modernización de los dispositivos de calefacción una de las medidas estructurales para reducir las emisiones generada por las estufas a leña en las viviendas durante el periodo de invierno.

El seremi del Medio Ambiente, Pablo Sepúlveda, destacó que este programa atiende al principal problema en la zona centro y sur de Chile, como es la contaminación atmosférica por el uso de la leña como método de calefacción.

“Hemos hecho una cantidad importante de recambio de calefactores. El Consejo Regional nos ha pedido hacer extensivo este programa a otras ciudades, porque el problema de la contaminación atmosférica es regional. Estamos muy contentos de hacer  entrega de estos subsidios, que se suman a lo ya hecho desde el 2016, que es un esfuerzo sostenido que debemos desarrollar hasta el año 2026 (…) El 80% del problema de la contaminación atmosférica es producto del uso de equipos de calefacción poco eficientes y muy contaminantes”, recalcó el seremi de Medio Ambiente.

CONCIENCIA AMBIENTAL

Por su parte, el intendente Pablo Milad resaltó la preocupación del gobierno por mejorar la calidad de vida de los habitantes de la región, especialmente en el cuidado del medio ambiente.

“Este es un llamado a las familias, a hacerse la pregunta de qué forma estamos contribuyendo a conservar nuestro planeta. Es una autocrítica y cuestionamiento que tienen que hacerse las familias. Por eso, estamos trabajando en grandes proyectos de reciclaje, de volver a utilizar, para que los desperdicios no estén en todas partes, que no lleguen a nuestra naturaleza que se está perjudicando y, prueba de ello, es el cambio climático”, afirmó.

APORTE DEL GOBIERNO REGIONAL

El Programa de Recambio de Calefactores, para este año, contó con un aporte del Gobierno Regional, de 2.500 millones de pesos, complementado con 800 millones de pesos del Ministerio de Medio Ambiente.

En este contexto, el presidente del Consejo Regional, César Muñoz, reafirmó el compromiso de los CORES con esta política pública en materia medio ambiental. “Este es un gran proyecto. Normalmente, cuando se hacen subsidios, normalmente es una parte bastante menor del costo final. Pero aquí hay productos que se entregan que superan el millón de pesos y los beneficiarios han puesto 60 mil pesos como copago para la instalación. Es un gran subsidio, un gran aporte a las familias y estamos apostando a la calidad del aire de cada uno de los maulinos”, dijo.

BENEFICIADOS

Juana Espinoza es habitante del sector Brisas del Maule. Es una de las personas beneficiadas con el recambio de su calefactor. “En Talca y Maule la contaminación es única. Si uno sale a las siete de la tarde, el aire es pesado, pero ahora con estas estufas creo que se va a limpiar un poco el aire”, dijo.

Del mismo modo, María Cristina Jara, del sector La Florida de Talca, se manifestó contenta por contar prontamente con una estufa más eficiente. “Feliz porque vamos a ayudar a la descontaminación, a los niños, que van a ser los privilegiados (…) Tenía estufa a leña y había que conseguirla en verano para que estuviera seca y no contaminara más de lo que ya estábamos”, cuenta.

META

A nivel regional, se hará el recambio de un total de 2.965 dispositivos (1.374 para Talca-Maule, 880 para el valle central de la provincia de Curicó, 420 para Linares y 291 en Cauquenes), instalando tecnología que tiene un costo comercial aproximado de un millón de pesos.

Sumando los años anteriores del programa, ya se ha logrado sacar de circulación a 3.473 calefactores altamente contaminantes.