Dos cazas del país norteamericano interceptaron bombarderos Tupolev-95 y cazas Sukhoi-35 entrando en la zona de identificación para la defensa aérea.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos interceptó cuatro aviones militares rusos que sobrevolaban la costa de Alaska, hecho que ocurre luego que unas horas antes se registrara un episodio similar.

Así lo informó el Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica (Norad, en inglés), que dijo que “dos pares de cazas F-22, equipados con un sistema de detección E-3, interceptaron bombarderos Tupolev-95 y cazas Sukhoi-35 entrando en la zona de identificación para la defensa aérea (ADIZ, en inglés). Los bombarderos penetraron la ADIZ y fueron interceptados por dos F-22, salieron y después volvieron a entrar en la ADIZ acompañados por dos cazas Sukhoi-35″.

Ante esta situación, el Pentágono decidió enviar dos nuevos cazas F-22, acompañados de un avión cisterna KC-135, para dar “relevo” a las aeronaves involucradas inicialmente en la operación.

No obstante, el Norad afirmó que “las aeronaves rusas se mantuvieron en espacio aéreo internacional y en ningún momento penetraron el espacio aéreo soberano de Estados Unidos o Canadá”.

Cabe recordar que horas antes, el Pentágono anunció que había interceptado cuatro bombarderos Tupolev-95 y dos cazas Sukhoi-35 por sobrevolar la costa de Alaska. Ante esta primera interceptación, el Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que sus aeronaves se encontraban realizando “un vuelo ya programado sobre aguas neutrales”.

PURANOTICIA