Japón no fue el rival débil que pensó Uruguay en la previa y solamente logró una amarga igualdad a dos goles por la segunda jornada del Grupo C de la Copa América. Fue partido lleno de emociones y en que los sudamericanos no plasmaron su superioridad ante el alternativo combinado asiático, que sigue con vida en la competición.

Los celestes tenían el favoritismo y se pronosticaba un monólogo por parte de los charrúas. Es más, en solo dos minutos, Luis Suárez avisaba con un remate de casi mitad de cancha que casi sorprende al portero Eiji Kawashima.

Imagen foto_00000001

Se proyectaba más un gol de los dos veces campeones del mundo que de los asiáticos. En un contragolpe comandado por Edison Cavani, el “Matador” centró a un solitario Suárez que no definió como en el Barcelona y cabeceó a las manos del guardameta rival.

Sin embargo, los nipones mostraron su irreverencia ante los sudamericanos y tomaron peso en el campo, siendo la velocidad su principal arma. En tanto, Shoya Nakajima era un constante problema para la zaga contraria con su velocidad y dominio de balón.

Imagen foto_00000002

Para la sorpresa de todos, la apertura del marcador llegó por parte de la selección invitada, luego que Koji Miyoshi metiera una carrera impresionante por el sector derecho y sacara del sombrero un zapatazo que dejó sin reacción a Fernando Muslera.

Los dirigidos de Óscar Washington Tabárez no aceptaron la situación y se abalanzaron en terreno contrario. Finalmente, la igualdad se concretó gracias a un penal sancionado con la ayuda del VAR tras una falta a Cavani en el área. Suárez se paró frente al balón y anotó para los uruguayos.

Imagen foto_00000004

La emoción se prolongó en el segundo tiempo. El partido fue un ida y vuelta entre las áreas. No hubo respeto por parte de los japones ante el quince veces campeón de América. Tan así, que nuevamente desnivelaron el partido.

Una gran jugada por el sector izquierdo terminó en un venenoso centro que no logró cortar Muslera. El guardameta le regaló un rebote a Miyoshi, quien solo golpeó el balón para lograr su segunda conquista personal.

Imagen foto_00000003

Como una copia de la primera mitad, los charrúas volvieron con cuchillo mano para asaltar el hábitat de Kawashima. Cavani y Suárez empujaban adelante y profundizaban sin contundencia clara, pero José María Giménez llegó al rescate en un córner. El defensor ganó la posición y sacó un frentazo que se incrustó en la red para dejar el duelo en tablas.

Con este resultado, Uruguay alcanza la cima del Grupo C con cuatro unidades, mientras que Japón se queda en la tercera posición con un punto. El marcador deja bien parado a Chile, ya que un triunfo puede abrochar su clasificación a los cuartos de final de la Copa América.

Imagen foto_00000005