Durante semanas diferentes expertos han entregado recomendaciones para que las personas vean el eclipse de forma segura y sin daños a la vista. Sin embargo, ¿cómo afectaría este fenómeno a las mascotas?

Si bien es muy difícil que un perro o un gato se queden por más de un minuto mirando el eclipse, en caso de que ocurra, podrían desarrollar una úlcera en retina, lo que sería bastante problemático para ellos.

La NASA, a través de la co presidenta de la National Solar Eclipse Task Force, Angela Speck, también se refirió al tema. “No es diferente a cualquier otro día. En un día normal tus mascotas no intentar mirar al sol por lo que no dañan sus ojos, así que en este día tampoco lo harán”, sentenció.

A pesar de ello, es importante mantener a las mascotas vigiladas, especialmente porque su comportamiento puede alterarse un poco.

Por efecto de la pérdida de la luz, los gatos podrían mostrarse más tranquilo de lo normal. Esto pues asociarán la ausencia de luz con que es de noche y durante los dos minutos que dure fenómeno podrían estar más quietos o somnolientos.

En caso de los perros, ellos estarán más asustados, dado que en el ambiente algo raro estará pasando, porque las personas estarán eufóricas con este fenómeno astronómico y eso se lo podemos traspasar a ellos.

¿Qué resguardos o precauciones debemos tomar?

Lo ideal es dejar a las mascotas dentro de la casa y que una persona los esté acompañando en todo momento para que estén tranquilos.

En caso de que todos quieran ver el eclipse, una buena opción sería dejarlos encerrados en una pieza amplia, con la luz apagada y con música de relajación de fondo. De hecho, en internet es posible encontrar listas de reproducción con melodías para perros y gatos.

También se recomienda no llevarlos a lugares donde hayan aglomeraciones, además si presentan miedo o inquietud, o se muestran nerviosos, la recomendación es no retarlos sino que acompañarlos. Y por supuesto, por ningún motivo se le debe medicar sin la autorización de un veterinario.