Luego de caer frente a Perú 3-0, Chile definió el tercer lugar de la Copa América Brasil 2019 ante Argentina. Tras la derrota uno que habló fue Claudio Bravo, quien aseguró que se encuentra a disposición de ser considerado, pero no depende de él.

Precisamente esas declaraciones no cayeron bien en el camarín de la Roja, quien según detalló el diario El Mercurio terminó por sepultar su retorno. “Esperó que perdiéramos para salir a hablar… Busca hacer daño, solo eso. Actúa desde el rencor y todavía no asume que está afuera de la selección, le cuesta creer y aceptarlo. Sigue creyendo que es el capitán y que tiene fuerza… Fue desafortunado”, declararon desde la interna de la Selección.

“Estuvo en silencio toda la Copa América y declara de manera oportunista. Nosotros concentrados y él hablando… Solo se terminó por cerrar las puertas de la selección, no hay más responsable que él”, agregaron desde Sao Paulo.

Las declaraciones de Bravo se sumaron a la evidente molestia de Reinaldo Rueda en la conferencia de prensa previa al cotejo ante los dirigidos de Lionel Scaloni, donde no quiso responder a los dichos del arquero del Manchester City.