“Viruta” en Curicó ademas de ser sinonimo de “Trapo de fibra de acero”, tambien puede ser sinonimo de goles, y es que Diego Vera Mendez, aquel delantero uruguayo que deslumbrara en Estudiantes, Independiente y Rafaela, es el nuevo refuerzo de Curicó Unido, ocupando el cupo que dejó Mauro Quiroga tras partir a Necaxa.

El Montevideano de 34 años fichó por los albirrojos tras un poco grato paso por Tigre (no era titular y apenas hizo 2 goles), y buscará recuperar en La Granja ese ritmo goleador con el que era conocido en Argentina.

A pesar de las inevitables comparativas con Quiroga, (el charrúa mide 10 cm menos) su fichaje se hizo pensando mas en jugadas a ras de suelo y juego colectivo, saliéndose de la lógica del abuso de centros que se hacía anteriormente, asi lo anticipó Dalcio Giovagnoli el pasado sabado a los medios, diciendo que buscaba ese perfil de delantero.

Diego Vera Mendez, nacido en Montevideo el 5 de Enero del 85, mide 1,81 metros y pesa 74 kilos, se formó en Bella Vista, donde en 3 temporadas desde el 2004 al 2007 convirtió 14 goles, dió el gran salto y llegó a Nacional, pero cuando todo fluia bien para Viruta un caso de doping el 2008 frenó su carrera.

Regresó el 2009 a la actividad en Defensor Sporting, al año siguiente recalo en Liverpool y el 2011 tuvo sus primeras experiencias en el extranjero, primero en el Nanyang de China, luego pasó al Deportivo Pereira de Colombia y el 2012 llegó a Queretaro de México.

Aterrizó el 2013 en Argentina, donde empezaría a explotar, con la casaca de Atletico Rafaela convirtió 17 dianas, al año siguiente en Estudiantes recaló en Estudiantes y despues en el 2015 llegarian sus mejores temporadas con Independiente, marcando 13 goles en 40 partidos con los Diablos de Avellaneda.

Colón y Tigre fueron los ultimos clubes que Vera jugó, antes de llegar a Curicó Unido, Vera no tuvo muchos minutos con el Sabalero ni con el Matador, y busca con la tricota tortera sacarse los balazos y mejorar la efectividad ofensiva de los de Giovagnoli