Este miércoles, el Ministerio de Salud decretó alerta sanitaria para la región Metropolitana por virus sincicial, en el marco de una serie de medidas ante el aumento de las consultas por enfermedades respiratorias.

Este jueves, la subsecretaria de Salud, Paula Daza, explicó que “esperamos que durante las vacaciones de invierno baje un poco, porque los niños no están yendo al colegio, pero sí existe la posibilidad que una vez que regresen a clases vuelva a aumentar, porque todavía no hemos llegado al peak“.

En la misma línea, aseguró que “lo que está haciendo el virus es que está ascendiendo en las últimas semanas, y probablemente el peak se va a producir en las próximas dos o tres semanas“.

Sobre las recomendaciones, la autoridad explicó que “el ejercicio físico hace bien, hay que disminuirlo cuando hay alerta ambiental, pero no producto de la alerta sanitaria por el virus sincicial. La verdad es que los niños pueden seguir haciendo su vida completamente normal”.

“Lo que nosotros les prevenimos e indicamos es evitar los lugares de aglomeración, evitar el contacto con otros niños que tengan cuadro respiratorios“, añadió la Subsecretaria.

Por otra parte, se refirió al virus de la influenza, precisando que “en las últimas dos semanas y media el virus ha venido en franca disminución”, por lo que se deben centrar los esfuerzos en el virus sincicial.

Además, Daza abordó la emergencia en Osorno, aclarando que “se están fiscalizando los centros de distribución y camiones de aljibe”, calificando la situación como “tremendamente crítica, sin afectar aún el aspecto sanitario”.

Junto con sostener que el agua fiscalizada en la zona es apta para el consumo humano, no descartó viajar a la región de Los Lagos en caso de que el corte de agua se prolongue por más tiempo.