Ante los hechos, el profesional fue aprehendido y este domingo pasará a control de detención por el delito de tráfico de drogas.

El profesional entró con zapatillas rojas a la cárcel y salió con zapatos negros. Ese fue el detalle que delató al defensor, quién se aprovechó de su cargo para entregarle a un interno marihuana y cocaína oculta en su calzado.

Personal de Gendarmería del Centro de Detención Preventiva de Puente Alto, se percató del hecho la tarde de este sábado, luego que el abogado identificado con las iniciales G.A.T.C., aprovechándose de su cargo intentó ingresar droga al recinto en sus zapatos, correspondiente a marihuana y cocaína.

Cuando el abogado ya se había cambiado el calzado deportivo por unos impecables zapatos negros es que personal de Gendarmería encendió las alarmas y se percató del cambio. Procediendo a retener al profesional y a allanar la celda y las pertenencias del reo.

Luego de la revisión, se dio cuenta de que el interno tenía las zapatillas rojas con las que había entrado el abogado y que en su interior portaba 40.8 gramos de cannabis sativa, 13.4 gramos de clorohidrato de cocaína, además de pastillas y otras drogas.

Ante los hechos, el profesional fue aprehendido y este domingo pasará a control de detención por el delito de tráfico de drogas.

Por su parte, alcaide (s) del Centro de Detención Preventiva de Puente Alto, mayor Claudio González García, lamentó que un profesional esté involucrado en este tipo de ilícitos.

PURANOTICIAQ