Un verdadero partidazo animaron Coquimbo Unido y la Universidad de Concepción. El duelo tuvo un emotivo y accidentado final en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso.

La U de Conce salió con todo y a los 3 minutos de partido puso el 1-0 gracias al potente zurdazo de Nicolás Orellana y que contó con algo de complicidad de Matías Cano. Con el resultado en contra, los “piratas” intentaron principalmente buscando el juego aéreo de Pinilla. Sin embargo, los cabezazos del delantero no fueron del todo precisos.

En el complemento vino la reacción de los locales. A los 82′ Jesús Ramírez puso el 1-1 con un cabezazo. El gol le hizo muy bien a Coquimbo y a un minuto del final, “Pinigol” decretó el 2-1.

Cuando parecía que la victoria era para los aurinegros, Fernando Cordero, de penal, decretó el 2-2 a los 90′ + 10′. La noticia mala de la noche en Coquimbo fue la grave lesión de Luis Riveros, quien tuvo que salir en ambulancia.