Por medio de una denuncia, se dieron a conocer algunos casos de menores de edad que estarían siendo parte de una red que opera en las lanchas que se convierten en pubs cuando llega la noche en la bahía porteña.

Una grave denuncia quedó al descubierto luego que un medio de comunicación informara de una presunta red de explotación sexual contra menores de edad al interior de las lanchas que recalan en el Muelle Prat de Valparaíso.

Según El Desconcierto, una niña de 13 años presentó una denuncia al Programa de Protección Especializada (PPE), de una ONG de Valparaíso, en la que da cuenta que mantuvo una relación con un adulto, quien antes estuvo con su hermana mayor, quien era menor de edad en ese momento. De hecho, asegura que él es el padre del hijo que tiene su hermana.

No obstante, la familia de la menor desestimó continuar adelante con la acción, ya que se encontrarían en una situación de dependencia económica y laboral con el presunto abusador.

Pero estos dos casos no serían los únicos, puesto que aseguran que una niña de 15 años, que escapó del CREAD de Playa Ancha el año 2017, denunció fiestas con adultos en el mismo lugar donde se habría abusado a otra menor.

La nota periodística señala también que los propietarios de algunas lanchas del Muelle Prat estarían presuntamente apadrinando a las adolescentes, aprovechando su situación de vulnerabilidad, tanto de ellas como de sus familias, para abusar sexualmente de ellas.

Esto fue lo que manifestó una fuente anónima del Programa de Protección Especializada al medio de comunicación, agregando que por medio de diversas conversaciones, las afectadas pudieron establecer que habría más víctimas involucradas en estos hechos.

La misma fuente comentó que los locatarios del Muelle Prat denunciaron que al llegar la noche, algunas lanchas comienzan a funcionar como pubs, con un cobro de entrada, donde habría menores de edad y consumo de drogas.

Producto de toda esta situación, la Policía de Investigaciones (PDI), por orden de la Fiscalía, estaría investigando a un hombre, que sería dueño de una embarcación donde se celebran fiestas en el mar. En ese sentido, se indicó también que el hombre tiene una orden de alejamiento contra la niña de 13 años por presunto abuso sexual.

PURANOTICIA