El combinado que dirige Cristián Leiva timbró su mejor presentación en el certamen planetario, pero no pudo ante la claridad ofensiva de los ‘verdemarelhos’.

La selección chilena sub-17 le hizo partido este miércoles partido al anfitrión Brasil, aunque terminó cayendo por 3-2 en la ciudad de Gama y se despidió así en los octavos de final de la Copa del Mundo de la categoría.

El combinado que dirige Cristián Leiva timbró su mejor presentación en el certamen planetario en la tierra de la samba. Presentó un buen poder de definición e interesantes asociaciones, pero no pudo ante la claridad ofensiva de los ‘verdemarelhos‘.

Comenzó ganando temprano el ‘Scratch’ con la conquista a los 8 minutos de Kaio Jorge, con un perfecto lanzamiento libre cerca del área que dejó estático al guardameta Julio Fierro.

El mismo autor del primer gol sufrió la anulación de un gol por el VAR a los 14′ y, desde ese momento, la Roja creció en el terreno de juego al mostrar intensidad y personalidad.

Joan Cruz estableció a los 24 minutos la paridad en el estadio Bezerrao. El jugador de Colo-Colo se sacó rivales, enganchó y sacó un potente zurdazo bajo que superó la estirada del golero Matheus Donelli.

El empate no replegó a Chile y así fue como silenció a los ‘tifosi’ a los 41′ con una nueva diana de Cruz, quien recibió en el área un pase largo y definió con un derechazo colocado.

Cuando el primer lapso se iba, el local se encontró con la paridad desde los 12 pasos. El meta Fierro derribó a Kaio Jorge dentro del área luego de contener un remate de Gabriel Veron. La misma víctima de la infracción puso el empate a los 45+1 minutos con un potente remate a la derecha del portero nacional.

Ya en el complemento, el conjunto nacional seguía parado con personalidad sobre el gramado y tuvo el tercero a los 57′. Pelota que bajó de pecho Gonzalo Tapia en el área y le quedó a Alexander Aravena, quien apuró el remate y se fue pegado al poste.

Cuando mejor jugaba la Roja, que hoy vistió de blanco, Brasil desniveló y alcanzó la diana que le dio el boleto a los cuartos de final. Diego agarró a los 65 minutos el balón afuera del área, tras un tibio rechazo de Vicente Pizarro, y sacó un disparó que se coló en el ángulo superior izquierdo del arco de Fierro.

La selección chilena tuvo en la cuerda floja al anfitrión, pero la irregularidad presentada en la fase de grupos terminó siendo clave en este adiós en la ronda de los 16 mejores.

Por su parte, Brasil chocará por el paso a las semifinales con el vencedor de la llave entre Ecuador e Italia.

PURANOTICIA