Policial

PDI investiga crimen en Los Andes: Niño de 12 años mató a infante de 5 a puñaladas

Vistos

El infante y presunto agresor la llevó hasta una quebrada en el sector de Riecillo, cerca de la casa de su abuela, donde le provocó las lesiones que terminaron con su muerte.

PDI continúa con las diligencias para esclarecer este hecho.

La Policía de Investigaciones (PDI) investiga la muerte de una niña de cinco años a manos de otro de 12 años en el sector de Riecillo, en Los Andes. 

“En indagatorias realizadas, se estableció que el día de ayer (sábado), aproximadamente a las 20:00 horas, el menor de 12 años llevó a la menor fallecida a un sector de una quebrada, cerca de la casa de su abuela, en donde la atacó con un cuchillo, causándole heridas en diferentes partes del cuerpo, que en definitiva le causaron la muerte. Además el arma empleada por el menor fue encontrada por los efectivos policiales en el sitio del suceso”, detalló el comisario Marcelo Lazen, jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI.

El comisario Lazen resaltó que “no tienen ninguna relación directa familiar. Hay una relación de amistad producto de que el menor es del sur y, constantemente, viajaba a la comuna (de Los Andes) donde conoció a la niña. Varias veces tomaba contacto con ella para jugar, cosas por el estilo”.

Por instrucción del juez de familia, el presunto agresor fue ingresado en el Hospital San Camilo de San Felipe mientras la PDI continúa con las diligencias para esclarecer este hecho.

Fiscal confirmó pericias psiquiátricas

El fiscal de Los Andes, Ricardo Reinoso, dio a conocer más detalles de este suceso – deslizando incluso un posible intento de ocultamiento- y detalló que el niño de 12 años será sometido a pericias psiquiátricas.

“Las lesiones que se encuentran en el cuerpo de la menor no son compatibles con el relato que efectúan adultos que se encontraban con ella. Una vez en el lugar y, realizada una serie de diligencias con personal policial especializado, se da cuenta que la menor habría fallecido a raíz de heridas cortopunzantes que, preliminarmente, se establece que fueron proferidas por un niño de 12 años de edad”, explicó Reinoso.

Por ello, dijo el persecutor,  “atendida la edad del menor imputado, se dio cuenta al juez de familia de la ciudad de Los Andes, quien ordenó la internación de este en el hospital San Camilo de la ciudad de San Felipe, a efectos de la realización de una serie de diligencias y pericias, tanto psicológicas como psiquiátricas, a espera de otras medidas de resguardo”.

 

 

Primera Fuente