PolicialRegional

Motorista atropelló a militares y otro intentó “coimear” a carabineros

Vistos

Dos motoristas -uno de ellos en Curicó y el otro en Licantén- protagonizaron durante el fin de semana sendos incidentes que motivaron sus detenciones por personal de Carabineros: uno porque en estado de ebriedad y en “toque de queda” atropelló a dos militares que lo fiscalizaron; y al otro porque ofreció 50 mil pesos a los carabineros que lo controlaron en la ruta costera de la provincia, configurando el delito de coecho.

El primero de estos episodios se registró de madrugada, en momentos en que frente al sector Santa Fe, en Curicó, una patrulla del Ejército efectuaba controles sobre personas que transitaban por la vía pública, pese al horario de “toque de queda” instruido por el Gobierno. Al fiscalizar a un motorista, dicha persona hizo caso omiso a la orden de detención, atropellando a uno de los efectivos militares.

Sin embargo, el incidente no terminó allí, ya que al atropellar al uniformado, el individuo perdió el control de la moto, cayendo al suelo, no sin antes alcanzar a un segundo militar, según explicó el jefe la Subcomisaría de Carabineros de Santa Fe, capitán Eduardo Oyarce. El jefe policial agregó que allí se descubrió que el sujeto “tenía un fuerte hálito alcohólico, además de no portar licencia, ni documentación, menos el salvoconducto respectivo”.

Por todo lo anterior, este motorista fue derivado al Hospital de Emergencia de Curicó para constatar lesiones, al igual que los militares atropellados que, según agregó el jefe policial, resultaron con lesiones menores. En tanto, el conductor de la motocicleta fue puesto a disposición de la justicia, como presunto autor de guiar un vehículo bajo la influencia del alcohol, sin documentación e infracción a la ley sanitaria, por cuanto lo hacía en horario de “toque de queda”.

COHECHO
Un segundo e inusual hecho acaeció en las inmediaciones del kilómetro 84 de la ruta J-60, donde personal de Carabineros -dependiente de la Segunda Comisaria de Licantén- observó el tránsito de una motocicleta que no portaba sus placas patentes, por lo que, tras un seguimiento, el individuo fue fiscalizado un poco más adelante. Fue cuando se le notificada la infracción que este sujeto ofreció el pago de dinero en efectivo parta dejar sin efecto el procedimiento policial.

Los carabineros esperaron que el motorista sacara de su billetera los 50 mil pesos en billetes y se los entregara al personal fiscalizador, para notificarlo que estaba detenido por el delito de coecho. El jefe de la Segunda Comisaría de Licantén, Gustavo Estrada, indicó que el imputado presenta antecedentes por hechos ilícitos y fue entregado al Juzgado de Garantía de esta comuna.

Fuente: Diario El Centro

Primera Fuente