En el sector sur de Curicó, en un lugar cercano a donde se realizaban manifestaciones, una persona resultó muerta tras recibir un disparo de militares.

Se trataría de José Miguel Uribe Antipani, de 25 años, quien ingresó al hospital de Curicó a las 22:45 horas con un impacto de bala en el pecho, falleciendo a las 23:00 horas.

Además dos jóvenes habrían resultado heridos, quienes se encuentran en el hospital y fuera de riesgo vital.

La información fue confirmada por el fiscal regional del Maule, Julio Contardo, quien también informó que “el autor del disparo posteriormente de ocurrido ese suceso, se entregó en la Tenencia de Carabineros próxima al lugar de los hechos”.

“Todos los antecedentes han sido recabados por el fiscal que, como señalo, desde las primeras horas se constituyó en el lugar y recabó todos los antecedentes y ha solicitado la orden de detención del imputado quien se encuentra detenido y va a ser puestos a disposición del Tribunal de Garantía”, agregó el persecutor.

De acuerdo a versión de testigos, la víctima fatal se desplazaba por la Ruta 5 Sur, tras una manifestación que ya había terminado en el acceso sur a Curicó, ciudad que no se encuentra en estado de emergencia, cuando se habría acercado una patrulla militar y por un disparo el manifestante cayó abatido.

Los otros dos manifestantes habrían sido heridos en otro incidente en la Alameda de la ciudad. El fiscal de Curicó, Jaime Rojas, junto a peritos de la PDI se constituye a esta hora en el dicho centro asistencial y se dio orden de no informar .

El alcalde de Curicó, Javier Muñoz, expresó que “como hay prohibición de informar, no puedo revelar antecedentes, pero sí puedo opinar que tener una persona fallecida aquí en Curicó es un hecho absolutamente lamentable y repudiable y si se llegase a confirmar las versiones que habrían sido militares, es doblemente repudiable este hecho”.

El edil agregó que “en Curicó no hay formalmente militares, entonces cuando algunos piden que necesitamos militares, miren lo que sucede, no han llegado los militares y ya se habla de que habría un muerto a manos de ellos, por lo tanto quienes conocemos la historia sabemos lo que ocurre cuando los militares llegan a una ciudad”.

La ciudad no se encuentra bajo estado de emergencia ni toque de queda. En el Maule solo Talca está bajo ese estado.

La Defensora de la Niñez, Patty Muñoz, explicó en redes sociales al respecto: “Que se entienda, disparar contra las personas no es un derecho de los militares por estar en Estado de Excepción ni por toque de queda. El derecho a la vida sigue incólume, incluso en estos contextos tan excepcionales. Sólo se puede restringir el derecho a reunión y circulación”.