El Metro de Santiago informó este miércoles que Carabineros decidió abandonar la 60ª Comisaría inaugurada en octubre de 2018 en la estación Baquedano.

A través de un comunicado, la entidad señaló señaló la decisión de la institución uniformada de dejar el recinto, que ha sido cuestionado por parte de organizaciones sociales por presuntas torturas durante el estallido social.

“Carabineros comunicó a Metro la decisión de dejar el recinto ubicado al interior de la estación Baquedano, producto de lo cual el 13 de diciembre de 2019 se firmó la suspensión, de manera indefinida, del contrato de comodato que permitía emplazar la 60ª Comisaría en dicho lugar”, detallaron.

También precisaron que “sin perjuicio de lo anterior, los equipos de vigilancia de la estación Baquedano, al igual que el de todas las estaciones de la red de Metro, seguirán en permanente coordinación con Carabineros, para reforzar la seguridad de los pasajeros”.

Desde el Metro recordaron que cuentan con un Centro de Control de Seguridad, que funciona todos los días del año, con operadores de diversos sistemas de seguridad que monitorean en todo momento las estaciones operativas de la red a través de un circuito cerrado de televisión compuesto por cerca de 5 mil cámaras.

“Esto se suma a un equipo de vigilancia integrado por más de mil funcionarios, entre vigilantes de estaciones, vigilantes de civil y guardias”, apuntan.

“Adicionalmente, se cuenta con el refuerzo de Carabineros que se encuentra desplazándose por distintas estaciones la red de Metro. La estación Baquedano en particular, cuenta además con personal policial destinado de forma permanente”, agregaron.

Finalmente, el transporte de servicio subterráneo indicó que están “evaluando redestinar el espacio donde se ubicaba la Comisaría a proyectos u acciones orientadas a mejorar la calidad de servicio a sus pasajeros y a la comunidad para otorgar una mejor experiencia de viaje”.