Nacional

Mañalich: Si el coronavirus genera una baja adhesión al plebiscito “sería un escenario muy complicado”

Vistos

Con dos casos ya confirmados en nuestro país de coronavirus, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, concedió una entrevista a La Segunda en donde advierte respecto a los riesgos de la enfermedad y sus consecuencias si es que van apareciendo más chilenos afectados dentro de las próximas semanas.

En concreto, el secretario de Estado analizó la posibilidad de que la enfermedad condicione la realización del plebiscito del 26 de abril próximo, tomando en cuenta que se trata de una patología contagiosa. En ese marco, Mañalich destacó, en primer lugar, que como ministerio “hemos declarado todas las alertas sanitarias, no hay nada que no estemos haciendo. Hemos sido obsesivos en la identificación de los casos importados, exagerando cuarentenas, etc. ¿Esto por qué? Porque de avanzar a una etapa 3, esto es, suspender las clases en las universidades, colegios, o cerrar los espectáculos públicos, qué decir sobre sugerir que no se realicen marchas o las concentraciones en Plaza Italia… Podríamos estar ante una situación muy pero muy complicada. Claramente esta enfermedad genera inquietud”.

Consultado si es que el coronavirus podría impedir que se concrete materialmente el plebiscito, el ministro de Salud aclaró “no es su realización lo que está en riesgo”, sino que “la posibilidad de que millones de personas vayan a emitir masivamente su voto, que hagan una fila prolongada, unos junto a otros, esto con un brote de coronavirus severo, más que un problema sanitario será un problema político”.

“NUESTRA INTENCIÓN ES PESQUISAR LOS CASOS IMPORTADOS, INFORMAR TODOS LOS DÍAS (…) AUNQUE PAREZCA EXAGERADO”

Aunque afirma que “sería extremadamente raro que llegáramos a una pandemia mundial tal que no se puedan constituir las mesas”, Mañalich planteó lo siguiente: “Imagínese que votan pocos. Que del padrón, que son casi 8 millones, vota solo 1 millón, ahí vamos a estar en problemas. Que el resultado del plebiscito, cualquiera que este sea, alcance una baja adhesión, sería un escenario muy complicado”.

Al profundizar en esta posibilidad, el ministro explicó que “mi preocupación es que el plebiscito se pueda realizar, que no exista un obstáculo de salud pública para la realización material de este, pero que se afecte el nivel de convocatoria por el coronavirus. Por eso nuestra intención de pesquisar los casos importados, informar todos los días lo que estamos haciendo a la ciudadanía aunque parezca exagerado”.

En particular, el jefe de cartera fijó su atención en lo preocupante que sería que “aquellos que pertenecen a los grupos de riesgo, es decir adultos mayores, personas con enfermedades crónicas como diabetes y enfermos renales, por ejemplo, no concurran a las urnas ese día”.

Según el ministro, estamos “extremadamente vulnerables respecto de lo que ocurra en Argentina, por ejemplo; de Sao Paulo llegan seis vuelos diarios, sin contar México.

Mañalich evitó pronunciarse si es que es partidario de sugerir la postergación del plebiscito en aras de su legitimidad. Sin embargo, dijo que “no estoy en posición de sugerir algo de tal magnitud. Requiere además de una ley con quórum constitucional (2/3 de los parlamentarios)… O sea, antes de llegar a eso, tiene que haber una situación que lo justifique y yo me la juego con que no llegaremos a ese extremo”.

Por último, el ministro reconoció que muchas personas pueden dudar de la real magnitud de la enfermedad creyendo que la alerta podría corresponder a una maniobra política para que la gente no salga a la calle a marchar. No obstante, junto con admitir que existe una “crisis de confianza”, el secretario de Estado sostiene que “si al final tenemos un millón de casos declarados y 33 mil muertos (como pasó con la epidemia de influenza en España), no me imagino que la gente siga como si nada. Por eso las medidas deben ser adecuadas a la situación”.

Primera Fuente